Algunos de los migrantes que intentaron saltar la valla.

Algunos de los migrantes que intentaron saltar la valla. EFE

España Migración

22 guardias civiles y 132 migrantes heridos en el asalto con cal viva a la valla de Ceuta

Cuatro de los guardias civiles han sufrido quemaduras importantes por cal viva otras sustancias. 600 migrantes han conseguido saltar la valla de Ceuta a primera hora de la mañana.

Más de 20 miembros de la Guardia Civil y más de 130 inmigrantes han resultado heridos en un asalto masivo a la valla de Ceuta.

A primera hora de la mañana, un grupo de 600 migrantes indocumentados de origen subsahariano ha saltado el vallado fronterizo de Ceuta. Durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, 22 miembros de la Guardia Civil han resultado heridos, cuatro de ellos con quemaduras importantes por cal viva y otras sustancias utilizadas contra los agentes, según fuentes del instituto armado.

La Cruz Roja ha atendido por su parte a 132 inmigrantes, 11 de los cuales han sido trasladados al hospital tras los incidentes.

La Delegación del Gobierno ha cifrado en 602 los inmigrantes que han logrado entrar en Ceuta, mientras la Guardia Civil han destacado la violencia empleada en este nuevo asalto en el que han usado, además de cizallas, palos y objetos cortantes, cal viva.

Cientos de inmigrantes cruzan la valla de Ceuta rociando con cal viva a la Guardia Civil

En un comunicado, la Asociación Española de Guardias Civiles ha denunciado que los inmigrantes "han rociado con cal viva" a los agentes y que 22 han sido atendidos por "quemaduras químicas, ojos inflamados, contusiones y trastornos respiratorios".

Según han informado fuentes policiales, el salto en grupo del doble vallado ha tenido lugar sobre las 7.00 horas tras varios meses sin intentos parecidos.

Saturación de los servicios por la oleada migratoria

La oleada migratoria que han sufrido las costas andaluzas en los últimos días ha provocado la saturación de los servicios de atención habilitados para los inmigrantes rescatados tanto en aguas del Estrecho de Gibraltar como del mar de Alborán, según fuentes de Salvamento Marítimo.

Desde el lunes, más de 1.200 personas han sido rescatadas por los dispositivos de Salvamento Marítimo y la Guardia Civil en las costas andaluzas, en las que se ha sobrepasado ya el número de inmigrantes llegados en todo el año pasado.

Cádiz es una de las provincias más afectadas. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) de Cádiz ha denunciado la saturación de la Comisaría de la Policía Nacional en Algeciras y la situación de los policías de Extranjería que "llevan un mes casi sin descansar", según ha explicado la secretaria general de este sindicato, Carmen Velayos.

Ante esta situación, la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha pedido hoy una reunión "cuanto antes" de la Conferencia Sectorial de Política Migratoria en España para compartir la "responsabilidad" ante el flujo de migrantes, que es "colectiva y compartida" y debe ir "más allá de la solidaridad".