Meritxell Batet, en una imagen de archivo.

Meritxell Batet, en una imagen de archivo. J.P.GANDUL Agencia EFE

España DIÁLOGO EN CATALUÑA

El Gobierno debatirá con la Generalitat "vías" para que los catalanes decidan "su futuro político"

  • En la reunión también se hablará de los "derechos y libertades" en Cataluña a petición de la Generalitat.
  • Fuentes del Ministerio de Política Territorial aseguran que en ningún caso se producirá una negociación en ese punto, incluido en el epígrafe "consideraciones de la Generalitat". 
  • La reunión es consecuencia del cónclave Sánchez-Torra, en el que se acordó reactivar la comisión bilateral. 

Tras los gestos, comienza la negociación. La comisión bilateral que reúne al Gobierno central y a la Generalitat se reunirá el próximo 1 de agosto en Barcelona con la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, y el conseller de Relaciones Institucionales, Ernest Maragall, al frente, según han informado fuentes del Gobierno central

Uno de los puntos de la reunión, que ha sido incluido a petición de la Generalitat, se centrará en "materia de derechos y libertades" y en "las vías de participación democrática de los ciudadanos catalanes en las decisiones sobre su futuro político", informan desde el departamento que dirige Batet. 

El orden del día ha sido uno de los asuntos más debatidos entre ambos Gobiernos, ya que la Generalitat quería debatir a toda costa sobre la situación de los políticos independentistas en prisión provisional por rebelión y malversación, de los huídos de la justicia española y de la posibilidad de un nuevo referéndum de autodeterminación. 

La agenda de la reunión no refleja esas exigencias tal cual, pero es lo suficientemente ambiguo para que Maragall pueda exponer sus prioridades, ya conocidas, y Batet pueda asegurar que se ha hablado de todo sin hacer cesiones que pondrían en cuestión la independencia del Poder Judicial o la Constitución, que excluye la autodeterminación de un territorio español. Todo bajo el epígrafe "Consideraciones de la Generalitat sobre la situación política en Cataluña". 

Los otros asuntos incluyen el propio funcionamiento de la comisión, cuya presidencia se reparten ambos gobiernos a turnos y cuyo trabajo detallado tendrá que articularse, pero también inversiones, infraestructuras o recursos del Gobierno a leyes catalanes ante el Tribunal Constitucional.

La celebración de la reunión, muy esperada, sigue al encuentro entre Pedro Sánchez y Quim Torra en el palacio de la Moncloa, en el que ambos acordaron reactivar la comisión bilateral. Este lunes, Batet y Maragall se reunieron en Madrid para avanzar en el orden del día que ahora parece cerrado. 

Que la cita se produzca es, en sí mismo, una buena noticia para ambas partes, que llevaban días negociando el orden del día. Lo contrario sería un duro revés para Sánchez y su apuesta por el diálogo y además podría tener consecuencias para su estabilidad en el Congreso de los Diputados, donde este viernes necesita los votos de ERC y PDeCAT para que salga adelante el nombramiento de Rosa María Mateo como administradora única de RTVE y los objetivos de déficit y deuda.