Iglesias durante su intervención

Iglesias durante su intervención Efe

España MOCIÓN DE CENSURA

Iglesias llama "fascista" a Rivera y alecciona a Sánchez sobre cómo ser presidente

Pablo Iglesias no ha decepcionado en su intervención en la moción de censura. Ataques contra Mariano Rajoy y Albert Rivera, por un lado, y apoyo a Pedro Sánchez pero con condiciones, por otro. En el turno de intervención de Unidos Podemos, el líder del partido morado ha atacado al líder del PP por ausentarse del debate, ha arremetido con fiereza contra el líder de Ciudadanos, cuyo discurso ha tildado de "fascista", y ha aleccionado al candidato del PSOE sobre cómo debe ser presidente del Gobierno. Eso sí, Sánchez e Iglesias han mostrado una cordialidad mayor que nunca, hasta el punto de que el líder de Podemos ha mencionado a su homólogo este deseo: "Ganar juntos las elecciones".

Iglesias ha iniciado su discurso con una queja amarga sobre la ausencia de Rajoy en el Parlamento. "Hay un bolso ahí, es una vergüenza que el presidente del Gobierno no esté sentado en su escaño", ha afirmado señalando el asiento del jefe del Ejecutivo, a quien ha afeado que no asumiera su responsabilidad dando la cara frente a quienes le censuran por la corrupción. A renglón seguido, se ha felicitado del hipotético triunfo de la moción de Sánchez porque supone "sacar a los corruptos del poder, que es uno de nuestros grandes objetivos"

El secretario general de Podemos ha explicado que ahora mismo son tres los problemas de España: "la crisis institucional, el desmantelamiento de las instituciones del estado de bienestar y el estado de excepción autonómico". A su juicio, Rajoy abandonará Moncloa por no haber sabido hacer frente a dichas crisis.

Respecto a su modelo de país, Iglesias ha defendido que este cambio en La Moncloa sirva para construir una "república federal" en la que "quepan una nación que se llame Euskadi y una nación que se llame Cataluña". Por ello, ha reclamado a Sánchez que construya una mayoría parlamentaria junto a Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. 

Contra Ciudadanos

Fiel a su tono y su estilo, Iglesias ha aprovechado su discurso para arremeter contra Ciudadanos. Ha tachado a los diputados naranjas de "cooperadores necesarios de la corrupción del PP" y de estar en "una operación gatopardania, para heredar demoscópicamente al PP, ser la fuerza de las oligarquías y poder devorar a su padre".

"Frente a su proyecto de sálvese quien pueda, nos tendrán siempre en frente para defender un proyecto de país para la gente", ha espetado. Y después ha dicho a Albert Rivera que "es usted un provocador" porque "el discurso que ha hecho usted aquí es más propio de un fascista que de un demócrata"

Y contra el candidato

Antes de pasar el turno a otros portavoces de Unidos Podemos, Iglesias ha aprovechado para dirigirse a Sánchez. En primer lugar, le ha dicho que "más vale tarde que nunca", en referencia a que los morados llevan un año reclamando al líder del PSOE esta moción de censura. 

La promesa de Sánchez de mantener el Presupuesto del PP acerca al PNV a votar sí a la moción

Como colofón, ha aleccionado al aspirante del PSOE sobre cómo debe ser un presidente del Gobierno como él. Para ello, le ha reclamado un discurso y un plan mucho más ambiciosos. "Usted tiene que tener más dignidad", "no puede permitir que los corruptos como Rajoy le humillen", "tiene que detallar las medidas de su gobierno detallar un programa social", "tiene que hablar aquí de una política sanitaria o medioambiental", "le hace falta asumir valores republicanos" o "debe entender el discurso de ERC" porque, a juicio de Iglesias, "ha faltado un discurso sobre la cuestión territorial". 

En esa línea, ha afirmado que "cualquier estadista que aspira a ser presidente del Gobierno tiene que entender la cuestión territorial", para añadir, en otro ataque a su enemigo, que "el señor Rivera no lo entiende, pero le queda mucho para ser estadista". 

En los turnos posteriores, Sánchez e Iglesias han mostrado un tono amable y constructivo. El líder del PSOE ha llegado a decir que "hoy es un gran día para la izquierda". Y el secretario general de Podemos ha pedido "disculpas" al socialista por los errores del pasado y ha llegado a imaginar que su homólogo puede encarnar "un nuevo socialismo del sur de Europa" y convertirse en "un referente mundial".

Por ello, Iglesias ha terminado diciendo que "usted ha dicho que debemos ir a elecciones, pero creo que debemos ganar las elecciones juntos". A lo que Sánchez ha respondido, para concluir el debate por este jueves, que "ojalá la izquierda pueda ganar las elecciones". Discursos de concordia y entendimiento para lo que ambos llaman "un nuevo tiempo para España".