Albert Rivera, en el Congreso.

Albert Rivera, en el Congreso.

España MOCIÓN DE CENSURA

Rivera pide a Rajoy que dimita: "No a un Gobierno Zombie, no a un Gobierno Frankenstein"

  • Pide al presidente que se vaya "para sacar las urnas y buscar una salida ordenada a esta crisis".
  • Pedro Sánchez arremete contra Rivera y embarra el debate al llamar "desleal" y "mentiroso" al líder de Cs.

Albert Rivera estaba ha subido a la tribuna de oradores con Rajoy sentenciado por el PNV y con Pedro Sánchez, camino de Moncloa, sobre una peana sostenida por Podemos y allegados, nacionalistas y separatistas. Por ello pidió a Rajoy que “dimita y dé un respuesta ordenada de la legislatura” para dar estabilidad al país, sacar adelante los presupuestos y convocar elecciones a medio plazo”.

“Les propongo una salida pactada: dimita, que se quede en funciones, pactamos una convocatoria de elecciones para evitar que Bildu, el señor Torra, el señor Puigdemont tomen las riendas de nuestro país”, enfatizó. Sin embargo, Dolores de Cospedal acababa de descartar esa opción.

“Ninguna carrera política está por encima de España”, ha dicho, mientras la bancada popular no paraba de abuchearle, por lo que pidió a la presidenta de la Cámara que interviniera.

El discurso parecía armado de antemano porque el guión de Cs es conocido y el sentido de su voto era conocido. Rivera ha recriminado a Rajoy que se haya ausentado del hemiciclo, le reprochó que no haya liderado la salida de la crisis institucional, y se dirigió al presidente para decirle que “se equivocaron de adversario” al atacar a Cs. Así, recordó cómo Rajoy puso en valor la “lealtad” de Sánchez y el compormiso pactista del PNV: “Tenían razón cuando decía que había aprovechateguis, pero se equivocaban de quiénes", dijo en alusión al PSOE y al PNV.  

A Pedro Sánchez le dijo que no podrá gobernar incluso si la moción prospera. “Yo también pienso como Felipe González, que este Gobierno es inviable. Y pienso como Lambán, Bono, o Susana Díaz, que no se puede querer gobernar a cualquier precio".

"¿Más cupos e indultos?"

También le ha criticado por "hablar de nación de naciones" y por decir que el problema de Cataluña es que "el Estatuto sea constitucional". La parte más dura de su intervención se ha producido cuando se ha preguntado si lo que había pactado con los separatistas es "más cupos e indultos" para los políticos presos.  

En todo momento, el líder de Cs  se ha esforzado en dejar claro que apoya la censura a Rajoy, pero que no puede respaldar su propuesta de Gobierno: "No quiero un Gobierno zombie, pero tampoco quiero un Gobierno Frankenstein".

Además, criticó al PSOE por haber buscado el apoyo del PNV y ERC "porque su modelo es incompatible con quienes defendemos la igualdad de derechos de los españoles, incompatible con los socialistas constitucionalistas", dijo.

Rivera justificó su voto en contra de la moción como un "sí a España" e insistió en que es necesario dejar a los españoles votar porque "el nuevo tiempo de España no lo pueden abrir Bildu, Torra y Puigdemont".

La animadversión de Sánchez

De las réplicas de Sánchez a Rivera sólo puede concluirse que ambos líderes se llevan fatal. Se palpaba en el tono pendenciero. El candidato a presidente le acusó de querer mantener a Rajoy para crecer en las encuestas y le vaticinó que pinchará.

“Usted cuando lleguemos a elecciones ya veremos si es tercera fuerza política porque si el PP hace sus deberes le auguro un negro futuro político”

También le ha acusado de tener un “discurso incendiario” que sólo complica el problema territorial y, a modo de ejemplo, le ha recordado que después de haber ganado en Cataluña “no ha aportado ninguna solución ni se ha reunido con ningún grupo político”. “Vive bien y vive a costa de la confrontación territorial”, apostilló

No es descabellado mantener que Sánchez ha sido más duro con Rivera que con Rajoy y lo único que cabe preguntarse es a qué se debe esa animadversión. Le acusó de ser “desleal” y de no tener palabra. “Usted miente y lo sabe cuando dice que no hablamos”, le recriminó.

Rivera: "Eleve un poco el nivel"

Pedro Sánchez desveló el contenido de la entrevista que mantuvieron José Manuel Villegas y José Manuel Ábalos según una versión muy distinta a la que luego dio el propio Rivera. El candidato socialista dijo que el PSOE le ofreció pactar la fecha de las elecciones y dijo que Rivera había planteado su voluntad de reventar la legislatura. 

Albert Rivera desmintió a Pedro Sánchez y trató de reconducir el debate hacia el decoro. "No voy a bajar al barro. Si quiere ser presidente eleve un poco más el nivel"