María Dolores de Cospedal esta tarde en su comparecencia.

María Dolores de Cospedal esta tarde en su comparecencia. Reuters

Política MOCIÓN DE CENSURA

Cospedal: "Rajoy no va a dimitir porque el PP no seguiría gobernando"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudirá mañana al Congreso a votar la moción de censura que supondrá su relevo por Pedro Sánchez, ya que no va a dimitir pese a conocer que esa iniciativa va a prosperar.

Así lo ha confirmado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha comparecido esta tarde señalando que la dimisión del presidente no garantizaría la continuidad del PP en el Gobierno "por la aritmética parlamentaria". "Rajoy no dimite porque en absoluto hay garantía de que pudiera gobernar alguien del PP", ha afirmado la 'número dos' del PP.

"No es el momento de dimitir, comunicaremos en cualquier momento las cuestiones relativas al PP. Con independencia de cómo resulte la votación de mañana, todos han podido ver quien lleva el peso del país y quién piensa en su propio interés".

Rajoy, ausente en la sesión de esta tarde

Rajoy, ausente de la sesión de tarde, ha respondido desde la tribuna del hemiciclo a las intervenciones de Sánchez y del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, encargado de presentar a su candidato.

El escaño vacío de Rajoy

El escaño vacío de Rajoy

Al término de la sesión matinal, el jefe del Ejecutivo ha comido en un restaurante próximo al Congreso, pero no ha regresado por la tarde a la continuación.

Las fuentes citadas han recordado que es lo mismo que hizo el año pasado en le debate de la fracasada moción de censura que presentó el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y han señalado que, al igual que entonces, acudirá mañana a la sesión plenaria para votar la moción de censura.

La única posibilidad de que no se votara es que Rajoy presentara antes su dimisión, pero desde el Gobierno se garantiza que eso no va a ocurrir y que sólo será relevado cuando la moción se vote en el Congreso y se ratifique que la iniciativa cuenta con los apoyos necesarios para salir adelante.

El Ejecutivo subraya que no se ganaría nada con la dimisión porque no hay motivos para ello y se podría interpretar como la asunción de una culpa.

Además, recuerdan que la dimisión supondría el inicio de una ronda de consultas por parte del Rey para proponer un candidato a presidente y que Sánchez podría salir elegido entonces con la mayoría simple del Congreso, cuando para que prospere la moción de censura es necesario una mayoría absoluta.

En consecuencia, reiteran que Rajoy no dimitirá y desmienten los rumores de que haya acudido hoy al Palacio de la Zarzuela para comunicar al Rey esa supuesta dimisión.