Dispositivo montado por los delincuentes para ocultar la droga.

Dispositivo montado por los delincuentes para ocultar la droga. Guardia Civil

España Operación Penco

Un salpicadero desmontable para esconder la droga: así actúan los traficantes en Galicia

La Guardia Civil ha detenido a 10 personas por la distribución de cocaína y hachís en tres localidades pontevedresas.

Daniel Montero Gonzalo Araluce

Noticias relacionadas

Un botón en el salpicadero para desmontar parte de la estructura del coche. En un espacio oculto, los fardos de droga. Los traficantes, cazados in fraganti en el traspaso de estupefacientes. La Operación Penco de la Guardia Civil ha dejado algunas escenas insólitas, en un despliegue que ha permitido la operación de 10 personas y el desmantelamiento de un grupo criminal dedicado a la distribución de cocaína y hachís en Galicia y en el norte de Portugal

Los agentes han llevado a cabo el operativo en las localidades pontevedresas de Baiona, Redondela y Vigo, donde han realizado ocho registros domiciliarios. La Operación Penco se ha saldado con la incautación de 4 kilos de cocaína, 40 de hachís, 87.600 euros en efectivo y los útiles y medios utilizados por los delincuentes para su actividad; entre ellos, 8 vehículos.

Los traficantes habían manipulado los coches para esconder el alijo en su interior. Concretamente, habían instalado un dispositivo mediante el cual apretaban un botón secreto que permitía el acceso a un almacén oculto en el salpicadero. Ahí es donde ocultaban la droga.

Las investigaciones se iniciaron el pasado año, al tener conocimiento los agentes de la distribución, por parte de un grupo asentado en la provincia de Pontevedra, de importantes cantidades de distintas drogas, efectuando el pasado agosto la detención en O Porriño (Pontevedra) de una mujer de 32 años de edad, de nacionalidad paraguaya, residente en Orense, que portaba en el interior de su vehículo medio kilogramo de cocaína que acababa de adquirir al grupo criminal investigado.

Para el desarrollo de sus actividades ilícitas, la organización contaba con diferentes inmuebles, garajes, locales etc., para la manipulación y ocultación del estupefaciente, así como varios vehículos a los que habían practicado dobles fondos o caletas, lo que facilitaba la ocultación de la droga en los desplazamientos que realizaban para su distribución.

Los delincuentes ocultaban los paquetes de droga en el salpicadero.

Los delincuentes ocultaban los paquetes de droga en el salpicadero. Guardia Civil

Continuando con las investigaciones, los agentes interceptaron en la localidad de Tomiño (Pontevedra) dos vehículos. El primero de ellos actuaba de vehículo lanzadera, realizando funciones de contra-vigilancia, con el objeto de asegurar el transporte de la droga y evitar así cualquier acción policial. El segundo de los vehículos transportaba oculto en su interior 3.500 gramos de cocaína, que era transportada desde Portugal para su posterior distribución en la Comunidad de Galicia.

Con esta operación la Guardia Civil da por desmantelado un activo grupo criminal delicado al tráfico de drogas a mediana escala que actuaba en la Comunidad gallega y norte de Portugal.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo (Pontevedra) y por el Fiscal Antidroga de Pontevedra, ha sido llevada a cabo por el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO), de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con sede en Pontevedra, con la colaboración de la Policía Judiciaria de Oporto (Portugal) y otras Unidades de la Guardia Civil.