Momento en el que la Policía detiene a uno de los tres marroquíes juzgados.

Momento en el que la Policía detiene a uno de los tres marroquíes juzgados. PN

España

Yassin, Abdessadek y Walid: 2 años en la cárcel por terroristas, sin serlo

Los tres marroquíes fueron acusados de estar integrados en Daesh tras detectar el análisis del material audiovisual de sus terminales; la Audiencia Nacional reconoce su conducta "atípica" pero no ve delito.

Gonzalo Araluce Carmen Lucas-Torres

La sentencia de la Audiencia Nacional concluye: "Absolvemos a Yassin, Abdessadek y Walid de los delitos por los que venían siendo acusados". Esto es, por su supuesta integración en el Estado Islámico y los hipotéticos planes que trazaban para atentar en Madrid. Se trata de tres marroquíes detenidos en noviembre de 2015 que, desde entonces, han permanecido en prisión preventiva. Ahora, la Justicia -reconociendo su conducta "atípica"- los absuelve de todos los delitos que les acusaban.

Es el 3 de noviembre de 2015. La Policía Nacional estalla una operación antiterrorista en Madrid y en Rivas-Vaciamadrid contra tres "individuos muy imprevisibles en sus reacciones". Al parecer, se trata de una "célula yihadista activa que estaba dispuesta a atentar en la capital".

*Imágenes de la detención de los tres marroquíes.

En los registros, los agentes intervienen numerosa documentación que, según se consideró, demostraban la integración de los tres detenidos en Daesh. A continuación detallamos los registros de cada uno de ellos.

El material incautado

Yassin, de 27 años, tenía varios documentos en los que se leía -entre otros extractos- "no vamos a dejar que occidente nos ensucie". También poseía varios folios con versos en los que se hablaba de la muerte y la tumba. En su ordenador había consultado varios perfiles de Facebook de personas que manifestaban su afinidad a grupos yihadistas. 

Abdessadek, de 29 años, almacenaba imágenes de operaciones policiales contra elementos yihadistas en España y de actuaciones destructivas del Estado Islámico. También documentales sobre la yihad global. En su terminal tenía almacenado el número de teléfono de Ayoub el Khazzani, autor de un atentado frustrado en Francia en 2015.

Walid, de 26 años, tenía cuatro vídeos del Estado Islámico, y otro material audiovisual relacionado con el yihadismo. Asimismo, tenía capturas de pantalla de diferentes perfiles de Facebook "especialmente violentos y sangrientos".

Además, como pruebas, se aportaron diferentes conversaciones telefónicas, tanto entre los tres detenidos como con individuos ajenos al procedimiento. En una de ellas, manifestaron sus intenciones de lanzar una granada y asesinar a pedrazos a quienes acudían a rezar al centro sufista 'Al-Huda' situado debajo del entonces domicilio de Oudra, en la calle Mantuano del barrio madrileño de Prosperidad.

Registros de la Policía a los tres detenidos absueltos por la Justicia.

Registros de la Policía a los tres detenidos absueltos por la Justicia. PN

La absolución

Todas esas pruebas, apunta la Audiencia Nacional, no son suficientes "para destruir la presunción de inocencia de los acusados, al ser el comportamiento de los mismos atípico, sin constituir infracción penal alguna".

De acuerdo a las conclusiones, no se encuentran fundamentos en las acusaciones del Ministerio Fiscal -integración en organización terrorista, adoctrinamiento y autoadoctrinamiento- sobre los tres detenidos, que han pasado 25 meses en prisión preventiva.

"No basta la mera radicalización ideológica de los acusados [...] sin que se pueda constatar [...] que ha existido un efectivo peligro o riesgo del bien jurídico que tutelan los delitos de terrorismo", concluye la sentencia.