El portavoz adjunto de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián.

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián. Javier Etxezarreta Efe

España LA NUEVA GENERALITAT

Rufián se burla de Puigdemont: "No se puede tener un presidente por Skype"

El diputado de ERC asegura que "el plan 'a' es Puigdemont", pero si no puede ejercer su cargo, "el plan 'b' es Junqueras". 

Barcelona

"Para nosotros, el plan a es Puigdemont. Queremos que vuelva como así se comprometió y prometió. Y el plan b es Junqueras, porque según los abogados y expertos independientes, no independentistas, sí podría ser president". Esa es la postura de Gabriel Rufián, diputado de ERC en el Congreso de los Diputados. Pretende servir como baño de realidad de Junts per Catalunya (JxC), la lista del expresident, que sigue apostando por su vuelta pese a que le esperan sus causas pendientes con el Tribunal Supremo. 

JxC quiere a Puigdemont aunque haya que investirlo por medios telemáticos, como dijo en una entrevista en Catalunya Radio el número cuatro por Barcelona y exconseller de presidencia, Jordi Turull. El exconseller aseguró que su lista se plantea "todas las posibilidades", pero rechazó dar "pistas", porque "ya sabemos cómo se las gastan", ha añadido en alusión al Gobierno central.

"No se puede tener un presidente por Skype", le contestó después Rufián en una entrevista en La Sexta.

Rufián rechazó que lo que estén haciendo ERC y JxC sea "pelear". "Uno de los objetivos de esas elecciones impuestas por Rajoy era restaurar el status quo previo al 155", "recuperar las instituciones y el president legítimo".

Sin embargo, esa fue la tesis de la campaña de JxC pero no de ERC, que advirtió en muchas ocasiones que el nuevo Govern debería respetar las mayorías parlamentarias. Era cuando las encuestas aseguraban que ERC quedaría primera, por lo que su partido apostaba por Junqueras como president, no por restituir a Puigdemont.

Ahora, ERC ha sacado 10.000 votos menos y aspira, consciente de que probablemente Puigdemont no pueda volver porque la Justicia lo espera con la posibilidad de prisión preventiva, a que sea Junqueras el que ocupe el Palau de la Generalitat.