Pablo Iglesias eleva el tono en el final de la campaña de las elecciones catalanas del 21-D. En el mitin de cierre de campaña de Catalunya En Comú Podem, celebrado en Santa Coloma de Gramanet, el secretario general de Podemos ha apelado al "instinto de clase" de los trabajadores para exigirles que no voten a Ciudadanos ni al PSC. Incluso, ha dicho que "votar al PSC no es de izquierdas". 

En compañía de Ada Colau y de Xavi Domènech, el líder del partido de los círculos ha pronunciado su discurso más encendido en esta campaña. Entre sus ya habituales ataques a Felipe VI por el mensaje posterior al 1-O, Iglesias ha afirmado que "el proyecto de la Monarquía para Cataluña se llama Inés Arrimadas y Ciudadanos". 

Contra Arrimadas e Iceta 

A su juicio, "hay mucha gente de clase trabajadora" que está pensando a quién votar este jueves. "Que no olviden su instinto de clase, los amigos de la derecha nunca podrán ser una alternativa de futuro para las clases populares, que se note ese instinto de clase", ha explicado. 

A renglón seguido, ha dicho que "no entiendo últimamente al Partido Socialista". Y se ha preguntado, con evidente sorna, si "tiene sentido que alguien de izquierdas vote al PSC y a Miguel Iceta". "Para votar a izquierdas y para que el PSC gire a la izquierda, solo hay un voto: Xavier Domènech"

En el mismo mitin, el propio Domènech ha vuelto a pedir el voto para conformar un gobierno "para todos los catalanes", incluidos los independentistas. En esa línea, Colau ha afirmado que "en Cataluña la mayoría es progresista y necesita un Govern progresista" y ha reclamado que se apoye a Domènech para "poder conformar ese gobierno progresista que acabe con la Cataluña de los bloques y de la división".