Jean-Claude Juncker es uno de los principales apoyos del Gobierno.

Jean-Claude Juncker es uno de los principales apoyos del Gobierno.

España DESAFÍO SEPARATISTA

Los 10 clavos en el ataúd internacional de la república catalana

Ningún dirigente relevante fuera de España ha apoyado los planes secesionistas de Puigdemont y el resto de separatistas. La UE al completo respalda al Gobierno. 

Noticias relacionadas

Una costumbre de todo nacionalismo que busca independizarse es "internacionalizar el conflicto". Esto es, buscar fuera de las fronteras patrias algo de respaldo a los planes separatistas para intentar torcer la voluntad del Estado del que los secesionistas se pretenden desgajar. En el caso de la Generalitat que dirige Carles Puigdemont, la soledad es tan abrumadora como la escasez de apoyos. 

En los últimos tiempos se han escuchado al menos diez declaraciones de influyentes mandatarios foráneos, desde Donald Trump a Angela Merkel, pasando por los representantes de la Unión Europea, que suponen una suerte de clavos en el ataúd internacional para el intento de construir la república catalana

Solo el dirigente ultra Nigel Farage defendió en el Parlamento Europeo a quienes pretenden alumbrar la independencia de Cataluña. La Generalitat y el resto de separatistas se han empecinado, además, en reclamar la ya célebre "mediación internacional" para resolver la crisis política. Pero tanto las instituciones europeas como otros agentes exteriores no han comprado esa mercancía

1. Manuel Valls

El último en mover ficha ha sido el ex primer ministro francés Manuel Valls, de origen catalán. "Hay que respetar a España, ser solidarios con las decisiones que el presidente, Mariano Rajoy, tenga que adoptar", indicaba en una columna firmada este domingo en el semanario Le Journal du Dimanche, en la que también lamentaba "que Europa no haya lanzado este mensaje con más firmeza antes del referéndum del 1 de octubre". El ex jefe de Gobierno socialista señaló que "la Unión Europea no debe implicarse en cualquier tipo de mediación" porque "pondría al mismo nivel al Gobierno y a aquellos que no respetan la Constitución".

2. Angela Merkel

En una línea similar se manifestaba recientemente la primera ministra alemana, Angela Merkel, con un contundente rechazo a la intermediación europea en Cataluña que reclaman los independentistas. En una comparecencia en Berlín, decía que "una declaración de independencia sería sencillamente ilegal e inaceptable, no tendría ningún reconocimiento". 

3.- Emmanuel Macron

En una entrevista con Mariano Rajoy celebrada en París meses atrás, el presidente francés, Emmanuel Macron, expresó una posición a favor de la unidad de España ante el reto soberanista abierto en Cataluña. Fue una declaración corta y contundente tras una introducción con la que intentó especificar que ese asunto interno concernía únicamente a España. Además, hace unos días, en una cumbre celebrada en Tallin, insistió en que "conozco un interlocutor que es España, tengo un interlocutor en la mesa del Consejo Europeo que es Mariano Rajoy y sé que gestiona lo mejor posible los asuntos domésticos españoles". 

4. Theresa May

La primera ministra británica, Theresa May, defendía apenas una semana atrás el derecho del Gobierno español a aplicar la Constitución. E instaba a todas las partes del problema catalán a actuar "dentro del Estado de Derecho"; es decir, no reconocía la actuación unilateral de la Generalitat. Tras criticar la represión policial del 1-O, May remarcaba que "somos muy claros como Gobierno: el Gobierno español tiene el derecho a aplicar la Constitución española". 

5. Juncker

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se ha convertido en uno de los apoyos más sólidos del Gobierno a nivel internacional. "Si permitimos, aunque no sea nuestro asunto, que Cataluña se independice, también lo harán otros después y eso no me gusta. No quiero una Unión Europea que dentro de 15 años esté formada por 90 países, sería imposible", afirmaba tan solo hace un par de días en una charla con estudiantes en Luxemburgo. Asimismo, explicaba que la UE no iba a mediar en esta crisis. 

6. Donald Tusk

Una línea argumental similar expresaba el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien hace menos de una semana protagonizaba la intervención más contundente de la UE en esta pelea política. "En este momento extraordinario para Cataluña y para el conjunto de España, permítanme que me dirija al presidente de la Generalitat de Cataluña, el señor Carles Puigdemont, poco antes de su discurso", afirmó durante una comparecencia ante el pleno del Comité de las Regiones de la UE. 

7. Donald Trump

Pocos días antes del 1-O, el presidente de Estados Unidos se reunió en la Casa Blanca con Rajoy. Y, en una imagen y una declaración buscadas por el Gobierno, Donald Trump apoyó la permanencia de Cataluña dentro de España. Calificó de "tontería" los movimientos de los independentistas para la secesión y opinó que España.  "El pueblo de Cataluña tendría que quedarse en España. Sería una tontería no hacerlo así". 

8 Paolo Gentiloni

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, también se refirió a esta grave crisis política. Y lo hizo remarcando que Italia respeta las leyes españolas y que lo considera un asunto interno. "Pienso que sobre Cataluña, como Estados de la Unión Europea, respetamos en nuestra casa y en la casa de los demás las leyes de cada país sin entrometernos en sus dinámicas internas, pero haciendo referencia a la leyes vigentes", afirmó en la cumbre de Tallin. Además, por si hubiera dudas, el jefe de la diplomacia italiana, Angelino Alfano, calificó de "inaceptable" la DUI que pretenden poner en marcha Puigdemont y sus socios.

9. Antonio Tajani

El presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, tampoco dejó lugar a las dudas en su opinión vertida acerca de lo que está pasando en Cataluña: “Cualquier acción contra la Constitución es una acción contra la UE”. Asimismo, advirtió que respetar el Estado de derecho "es una obligación". Una declaración que, como puede verse en los casos precedentes, va en la línea argumental que comparten los diferentes organismos comunitarios. 

10. La Liga Árabe

Además de todos los apoyos de los grandes países de la UE y de todas las instituciones europeas, el Gobierno ha contado con apoyos provenientes de otras latitudes. El pasado 12 de octubre el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, recalcaba la importancia de mantener la unidad de España y abogaba por solucionar la crisis política con Cataluña en el marco de la Constitución. Además, defendía que el futuro de los países se determine por las reglas constitucionales "y no en su contra", tanto en el caso de Cataluña como en el del Kurdistán iraquí. 

A todas estas declaraciones hay que añadir que, como ha publicado EL ESPAÑOL, algunos lugares tradicionalmente neutrales en política internacional, como Suiza y EL Vaticano, tampoco han caído en la trampa de la mediación que reclaman Puigdemont y sus socios