Pablo Iglesias este domingo en Madrid.

Pablo Iglesias este domingo en Madrid.

España DESAFÍO SEPARATISTA

Iglesias recula y propone ahora una mesa que medie entre Rajoy y Puigdemont

Podemos rebaja el tono tras el discurso del Rey. Aparca su moción de censura contra el Gobierno "corrupto y violento", ya no ve a Rajoy "inhabilitado", pide "diálogo" y elude críticas a Felipe VI. 

Alberto Lardiés

Podemos recula tras el discurso del Rey y cambia de estrategia. Pablo Iglesias acaba de anunciar la última propuesta del partido morado y sus socios para solventar la crisis política en Cataluña: crear "una mesa de mediación" en la que se sienten Mariano Rajoy y Carles Puigdemont. El líder de Podemos ha transmitido personalmente su propuesta a ambos presidentes "y no me han dicho que no". 

En una breve comparecencia en el Congreso de los Diputados, el secretario general de Podemos ha anunciado que su formación y sus socios del grupo parlamentario (IU, En Comú y En Marea) apuestan ahora por crear "una mesa de mediación" en la que se sienten el Gobierno y la Generalitat. El propio Iglesias ya ha hablado con Rajoy y Puigdemont para transmitirles esta opción. "Y no me han dicho que no", ha afirmado el líder del partido morado. 

Reunión previa

El líder de Podemos ha hecho esta propuesta flanqueado por Irene Montero, Xavi Domènech, Yolanda Díaz y Alberto Garzón. "En momentos como este una mediación puede ser necesaria y, por ello, sería bueno que Rajoy y Puigdemont se pongan de acuerdo en una persona o un equipo de personas para iniciar un diálogo que está roto". La propuesta llega después de una reunión en el Congreso entre Unidos Podemos y PDeCAT, ERC, PNV, Compromís y, como observadores, los sindicatos CCOO y UGT.

De momento, Iglesias no ha querido desvelar por quién o quiénes apuestan como "mediadores". "Si nosotros sugiriéramos a alguien estaríamos comprometiendo este nombre; lo sustancial es que esa persona o personas fueran de la confianza del Gobierno y de la Generalitat". A su juicio, "hay que hacer este trabajo con discreción" y "no es sensato poner nombres encima de la mesa". 

Cambio de estrategia: tono y mensaje nuevos

Es evidente que Podemos rebaja el tono. Iglesias ni siquiera ha mencionado al PSOE, al que ya no presiona para articular una moción de censura contra el Gobierno del PP. Iglesias ha pasado de su eslogan "o democracia o Rajoy" a un tono y un mensaje mucho más tranquilos y dialogantes.

En los últimos días Iglesias y el resto de portavoces de Podemos hablaban de la "ofensiva antidemocrática del PP", tildaban al Ejecutivo de "corrupto y violento" por lo sucedido el 1-O en Cataluña y decían que Rajoy estaba "inhabilitado" para liderar el diálogo. Ahora, los morados piden una mesa de mediación entre las partes. Igualmente, Iglesias ni siquiera ha mencionado a Felipe VI, horas después de su reacción furibunda -"no en mi nombre"- contra el mensaje del Monarca. 

Desde Moncloa ya se han referido a esta iniciativa de Podemos. "Pablo Iglesias ha informado esta tarde al presidente de la iniciativa y el presidente le ha dado las gracias por haberlo hecho", afirman fuentes del Ejecutivo. Por otro lado, fuentes del PDeCAT saludan positivamente esta opción, pero remiten al mensaje que Puigdemont pronunciará esta noche.