Agentes de la Policía Nacional en Pineda de Mar este martes

Agentes de la Policía Nacional en Pineda de Mar este martes Reuters

Reportajes

Defensa envía literas y otro material para apoyar el despliegue policial en Cataluña

La Agrupación de Apoyo Logístico 41 del Ejército de Tierra -ubicada en Zaragoza- ha activado dos convoyes con destino al cuartel de Sant Boi.

El desafío independentista de Cataluña alcanza a las Fuerzas Armadas. No en el modo en el que se ha manifestado este miércoles el exvicepresidente socialista Alfonso Guerra -quien ha sugerido el envío de tropas en caso de que no haya una salida política al problema-, sino en su labor de brindar apoyo logístico a los efectivos de la Guardia Civil y Policía Nacional desplegados en la región.

"La Agrupación de Apoyo Logístico 41 del Ejército de Tierra ubicada en Zaragoza ha realizado un envío de literas, cocinas, duchas y taquillas al destacamento de apoyo logístico de Sant Boi de Llobregat (Barcelona)", ha señalado un portavoz de Defensa a EL ESPAÑOL. 

El rey Felipe VI en su mensaje para valorar la situación en Cataluña.

El rey Felipe VI en su mensaje para valorar la situación en Cataluña. Efe

Este envío de material se aprobó, según El Confidencial, a las siete de la tarde de este martes, una hora más tarde de saberse que el rey Felipe VI se dirigiría a la nación para hacer su análisis de la fractura social y política que estos días sacude Cataluña. La unidad de apoyo logístico llevaba una semana en prealerta para desplegarse requerida la ocasión.

Según este portavoz, "este envío tiene lugar por si llegado el momento las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado precisan utilizar la instalación militar". Hay que recordar que tras los acontecimientos vividos en el municipio barcelonés de Calella -donde tres hoteles expulsaron a los 500 agentes de Policía y Guardia Civil alojados en los mismos-, parte de los efectivos se trasladaron, en decisión urgente y provisional, al cuartel militar Álvarez de Castro, del Ejército de Tierra y ubicado en la provincia gerundense de San Clemente de Sescebes.

Con motivo de este traslado, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), lamentó que los agentes desplegados en la base militar tuvieran que "pasar la noche en una nave diáfana sin ducha, ni toallas ni calefacción". Fuentes militares apuntan a este periódico que se acondicionó el escenario lo mejor posible en el corto periodo de tiempo del que dispusieron.

Para evitar situaciones como esta, Defensa ha tomado la decisión de enviar el material logístico que acondicionará la base de Sant Boi de Llobregat en caso de que Guardia Civil y Policía Nacional requiriesen su uso.

Imagen de los agentes expulsados de Calella.

Imagen de los agentes expulsados de Calella. TV3

Y es que el Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat ha rechazado que agentes de la Policía Nacional o la Guardia Civil se puedan alojar en el cuartel de Santa Eulalia, según recoge la agencia Efe.

"De acuerdo con el compromiso histórico de Sant Boi como ciudad de Paz, desde el gobierno municipal queremos manifestar nuestra disconformidad con la posible presencia policial en el cuartel", ha señalado en un comunicado el equipo de gobierno que lidera la alcaldesa socialista Lluïsa Moret.

Defensa ha enviado a estas instalaciones literas, cocinas, duchas y taquillas ante la posibilidad de que miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tuvieran que alojarse en dichas instalaciones, si bien ha precisado que no se trata de un despliegue de efectivos.

El gobierno municipal ha criticado que se ha enterado de este envío de material a través de los medios de comunicación y ha reclamado una reunión urgente con el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, para esclarecer la situación.

El gobierno de Moret ha aprovechado el comunicado para mostrar su "preocupación" por la situación política en Cataluña y para reivindicar el "diálogo".

El despliegue del Ejército

Fuentes militares consultadas por EL ESPAÑOL apuntan a que las Fuerzas Armadas cumplirán con las órdenes que se les dicte desde el Gobierno, si bien consideran que el problema de Cataluña corresponde a una negociación política y no militar.

Como ya apuntamos, el exvicepresidente Alfonso Guerra ha defendido un hipotético despliegue militar en una entrevista en Onda Cero: "La gente se escandaliza de las cargas policiales porque mentalmente aún viven en la dictadura. El Estado sólo usa su fuerza legítima". Y si esta "fuerza legítima" falla, Guerra no descartaría emplear el Ejército.

No es la misma línea que argumentó este lunes el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo, quien descartó "absolutamente" el despliegue de las Fuerzas Armadas sobre Cataluña: "Hay medios más que suficientes para poder restablecer la institucionalidad sin recurrir a una intervención militar", apuntó en Radio Euskadi.

Por el momento, los movimientos militares se centran en el envío de literas, cocinas, duchas y taquillas. El Ministerio de Defensa ya tuvo que salir al frente de un rumor que advertía de la movilización de reservistas en Cataluña.

Extracto del falso Boletín Oficial del Ministerio de Defensa que llama a los reservistas.

Extracto del falso Boletín Oficial del Ministerio de Defensa que llama a los reservistas.