Mayoral celebra su gol ante el Milan.

Mayoral celebra su gol ante el Milan.

Fútbol REAL MADRID

La fórmula de Mayoral: de Lopetegui a Celades

Noticias relacionadas

Borja Mayoral (Madrid, 5 de abril de 1997) vivió una situación complicada el año pasado tras su regreso al Real Madrid desde el Wolfsburgo. La apuesta por Karim Benzema, así como la presencia de Cristiano Ronaldo, cerró todas las puertas posibles al jugador. El madrileño regresó a la que es su casa para convertirse en la segunda referencia en el ataque a la vez que Álvaro Morata decidía poner punto y final a su etapa como madridista.

El trabajo y la profesionalidad del '21' son intachables. De hecho, pocos jugadores con menos minutos de juego han alzado menos la voz como Mayoral. Sin embargo, el Madrid tenía por aquel entonces al mejor tridente ofensivo del panorama mundial. Cristiano, Benzema y Gareth Bale cerraban toda puerta al canterano que veía como se alejaba su oportunidad con el transcurso de las semanas.

Ahora, con Julen Lopetegui al mando y sin el portugués en el equipo, el horizonte se le despeja un poco al talentoso jugador. El entrenador español es un firme apostante por el 'producto nacional'. Conoce a la perfección los entresijos de las categorías inferiores de la selección española, donde ha dirigido hasta ponerse a los mandos de la absoluta. El resto, es historia.

Lopetegui y Celades. Foto: sefutbol.com

Lopetegui y Celades. Foto: sefutbol.com

Celades y Lopetegui: la fórmula perfecta para Mayoral

Pero no solo en el técnico vasco encontrará Mayoral ese plus para seguir confiando en sus innegables facultades. Albert Celades, actual segundo entrenador del equipo blanco, ya confió en el madrileño durante su etapa al frente de la sub21. De hecho, el ariete es digno merecedor de todos los éxitos cosechados en las categorías inferiores del cuadro nacional. Por ello, Mayoral confía en varias razones para dar el salto definitivo en 'su' Real Madrid.

La primera de ellas es, como ya se ha comentado, la confianza de Julen. El vasco es un firme valedor de Mayoral. Además de compartir nacionalidad, le conoce desde las categorías inferiores de la Selección y su papel ahora de sustituto de Benzema cobra más fuerza tras la segunda cesión de Raúl de Tomás al Rayo Vallecano

Mayoral celebra un gol con la sub21. Foto: Twitter (@Mayoral_Borja)

Mayoral celebra un gol con la sub21. Foto: Twitter (@Mayoral_Borja)

Apuesta desde el banquillo

La segunda razón tiene que ver con la ausencia que Cristiano deja en el equipo. Un espacio físico llamado a ser ocupado, en un primer momento, por jugadores con mayor peso sobre el césped como Marco Asensio. Además, esta es la idea que el cuerpo técnico busca lanzar durante los primeros choques de competición.

Sin embargo, en una hipotética variante de sistema de juego, así como a la hora de dar descanso a los más habituales, ahora Mayoral puede encontrar con mayores facilidades su puesto en el once y demostrar, con goles, que está llamado a ser un 'sustituto de garantías'.

La tercera razón viene precisamente en esta línea. El ariete tiene en el vestuario un vivo ejemplo de lo que es partir desde la retaguardia y no solo convertirse en un fijo, sino en un imprescindible. Esa es la figura de Nacho Fernández. El central español acostumbra a cumplir con creces cada vez que pisa el verde y de esta manera se ha ganado la confianza de todos y cada uno de los técnicos con los que ha trabajado.

Borja Mayoral, durante un partido de pretemporada.

Borja Mayoral, durante un partido de pretemporada. Kena Betancur EFE

Objetivo: superar los 1.000'

La escasa participación durante los partidos el pasado año le repercutió una falta de minutos considerable. A pesar de ello, Mayoral se quedó a escasos 80’ para llegar a los mil entre todas las competiciones disputadas. Unos números que, pese a no encontrar su hueco, demuestran que los técnicos son conscientes de la presencia de uno de los componentes más trabajadores de la plantilla.

Por último, y no por ello la razón menos importante, reside en la vitalidad de la Copa del Rey. El año pasado ya fue el torneo que mayor gozó de la participación del madrileño. Sumó 450' hasta que el Leganés dio la sorpresa en el Santiago Bernabéu. Ahora, afrontará este curso el reto de hacerse un nombre en la competición del KO nacional y reportar el éxito a su equipo en un torneo donde no prueba las mieles del éxito desde 2013.