Txema y Judit, dos de los españoles que estudian y juegan en Estados Unidos.

Txema y Judit, dos de los españoles que estudian y juegan en Estados Unidos.

Tenis TENIS

El heredero de Rafa Nadal está en la universidad: 210 tenistas españoles, becados en EEUU

Noticias relacionadas

La empresa AGM, especializada en becas deportivas, hace un llamamiento a todos esos jóvenes que persiguen el sueño de poder compaginar sus estudios con su gran afición, el tenis. Y no son pocos los que se deciden a vivir el sueño americano. Según un informe publicado por la propia empresa, España es el país con mayor número de tenistas que juegan en las divisiones principales (I y II) de las ligas National Collegiate Athletic Association (NCAA).

Este informe desvela que en el curso 2017/2018, 210 españoles cogieron la raqueta y se lanzaron a la aventura en una de las innumerables universidades estadounidenses, lo que representó el 10,5% del total de los extranjeros.

Los atractivos son evidentes para estos tenistas del futuro. Una manutención completa que en muchos de los casos incluye matrícula, libros, tutores, alojamiento, comidas, entrenamientos, viajes a torneos o material deportivo, todo ello gracias a una dotación económica de una media de 23.000 dólares anuales para cada alumno. Todo un lujo para todos aquellos jóvenes con un nivel de tenis medio-alto y que nos busquen competir de forma profesional. Entre los requisitos básicos para acceder a este tipo de becas se encuentran tener un nivel mínimo de inglés además de un demostrado nivel competitivo.

Judit Castillo, tenista española en Louisiana. Foto: SLC.

Judit Castillo, tenista española en Louisiana. Foto: SLC.

"No hay comparación con España"

Judit Castillo es una joven turolense que desde hace tres años estudia Sport Science (Ciencias de la Actividad Física y el Deporte) en la Northwestern State University, en Louisiana. Una experiencia única y la posibilidad de poder compatibilizar sus estudios con la raqueta, algo casi imposible en España:

"Lo que las universidades americanas ofrecen no se puede comparar con lo que se nos ofrece en España. Poder compaginar los estudios con el deporte tal y como se hace en Estados Unidos es un privilegio del que no podemos gozar en España, por lo menos, al nivel en el que se realiza aquí", asegura Judit.

Jóvenes con talento que no cruzan el charco para vivir unas vacaciones con todos los gastos pagados, ya que la exigencia en las universidades estadounidenses es alta, tanto deportiva como académica: "Es muy alta y eso te ayuda a mejorar el nivel físico y deportivo. Por otra parte, los estudios, terminar los cuatro años de carrera con un grado universitario en una universidad americana suele abrir muchas puertas en un futuro laboral", reconoce la joven tenista.

Exigencia pero también grandes vivencias, amistades y experiencias en un país desconocido que Judit no tiene pensado abandonar a corto plazo: "En estos momentos estoy jugando a mi mejor nivel. De momento me quedan dos años para terminar los estudios como 'student-athlete'. Puede pasar cualquier cosa durante este tiempo. A día de hoy, mi objetivo es terminar la carrera y hacer un máster en Estados Unidos", concluye la turolense.

Txema Carrillo, tenista español en Nueva York.

Txema Carrillo, tenista español en Nueva York.

"Es como si firmases un contrato profesional"

Txema Carrillo Reina también vive el sueño americano. Este joven canario aterrizó hace casi cuatro años en Rochester (Nueva York) donde estudia Business Management and Social Entrepreneurship. Al igual que Judit, Txema también valora de forma muy positiva la 'exclusividad' del sistema educativo estadounidense de poder compaginar el tenis con sus estudios, y cuenta lo difícil que es esto en España, pese al alto nivel tenístico que existe:

"El nivel que hay en España no lo hay ningún lado. Muchos jugadores con talento se ven forzados a dejar el tenis debido a lo costoso que es este deporte y lo complicado que es llegar a nivel profesional", argumenta.

Pese a tratarse de una universidad la exigencia es máxima y "es como si firmases un contrato profesional con algún club deportivo". También la competitividad y la presión, ya que el deporte es poco menos que una religión en suelo estadounidense: "Jugando para una universidad la presión es un factor con el que todo tenista tiene que lidiar, ya que cada jugador desempeña un papel bastante importante en el equipo y cada partido cuenta por igual".

Como Judit, Txema también valora el gran nivel de tenis que ha alcanzado gracias a su estancia en un College americano: "Estoy jugando el mejor tenis que jugué en mi vida y me gustaría pegarme una gira por Europa, Sudamérica y Asia y jugar torneos profesionales a la vez que descubro nuevos países, aunque no tengo intención de dedicarme al tenis profesionalmente", concluye el canario.