Marcelo Ríos ha vuelto a protagonizar una agria polémica.

Marcelo Ríos ha vuelto a protagonizar una agria polémica. Agencia Uno

Tenis

Marcelo Ríos pierde la cabeza con la prensa: "¡Síganla chupando!"

Sin motivo aparente, el extenista chileno y número dos de Nicolás Massú en la capitanía del equipo de Copa Davis de su país atacó a los periodistas que esperaban sus respuestas. Lo hizo parafraseando a su "amigo personal" Maradona y con una actitud tan grosera como en sus mejores días.

Decirle "jódete" a un juez de silla, hablar en términos despectivos del trasero de Mónica Seles (aunque él lo negó), atropellar a su preparador físico, despedir a su entrenador nada más convertirse en número uno del mundo de tenis, ser elegido abanderado de Chile en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Sídney y renunciar a última hora, pegar a un taxista y pelearse después con un policía... El historial de polémicas de Marcelo Ríos no tiene fin. De hecho, el que fuera designado tenista más antipático de Roland Garros en varias ocasiones sigue ganándose más odios que amores ya retirado de las pistas. Para muestra, la escena que protagonizó este miércoles ante la prensa.

Ríos, cuyo mayor logro más allá de llegar a liderar el ránking ATP fue alcanzar la final del Open de Australia en 1998, es el actual número dos de otro célebre extenista chileno, Nicolás Massú, en la capitanía del equipo de Copa Davis de Chile. Y, como tal, acordó con el jefe de prensa de su federación que atendería a los periodistas esta mañana, ya que la eliminatoria contra Ecuador está a unas horas de empezar a disputarse.

Todo parecía normal: el ayudante de Massú apareció por las instalaciones de entrenamiento, los informadores le rodearon y empezaron a hacerle preguntas. "¿Cómo has visto a los jugadores que están destacando, que están subiendo en el ránking ATP, que están teniendo buenas temporadas?", disparó uno. Y, para sorpresa generalizada, Ríos dejó atónitos a todos los presentes con su respuesta: "Como dice mi amigo personal Diego Armando (Maradona), que la chupen todos ustedes, porque no hablo con ningún periodista".

Lo más surrealista de todo es que Ríos dejó que se le realizase otra pregunta inmediatamente después de afirmar que no respondería a ninguna. "Ayer vino la ministra. Conversaste con ella. ¿Cómo estuvo eso?", se atrevió a interpelarle otro reportero. "¡Síganla chupando!", dijo el extenista, que acto seguido abandonó el corrillo con la prensa.

Nicolás Massú no tardó en ser cuestionado por la actitud grosera de su número dos, aunque no quiso entrar a valorar lo sucedido. "No voy a decir nada del 'Chino', sólo cosas de Copa Davis", fue todo lo que comentó al respecto de la nueva locura de Ríos.