Nadal, descansando durante un entrenamiento en Melbourne.

Nadal, descansando durante un entrenamiento en Melbourne. Fiona Hamilton Efe

Tenis Abierto de Australia

Nadal encuentra la suerte en Australia

El número uno del mundo, que debutará en el primer grande del año, contra Víctor Estrella Burgos, tiene un cuadro asequible hasta las rondas finales.

Melbourne (enviado especial)

Por primera vez desde que aterrizó en Australia, Rafael Nadal decidió tomarse un día libre, no entrenó y se marchó por la mañana al zoo de Melbourne junto al resto de su equipo para desconectar un poco de la rutina de preparación que ha seguido durante la última de la semana. Por la tarde, las cosas cambiaron cuando se celebró el sorteo del cuadro final del torneo, un momento que el número uno había marcado en rojo para saber a qué puede aspirar en el primer grande de la temporada tras casi dos meses parado como consecuencia de una carga de estrés en el tendón rotuliano de su rodilla derecha. Ahora, el mallorquín ya ha despejado esa incógnita: de entrada, la suerte le dio la mano al campeón de 16 grandes con un camino asequible, sin curvas prácticamente hasta el final.

Nadal se estrenará en el torneo contra Víctor Estrella Burgos, al que nunca antes se ha medido, jugaría luego contra el vencedor del partido entre Leonardo Mayer y Nicolás Jarry y podría tener una primera semana agradable, con una tercera ronda frente a Damir Dzumhur. Luego tampoco se nublaría mucho su horizonte, con John Isner o Diego Scwhartzman en octavos y Pablo Carreño o Marin Cilic en cuartos antes de unas hipotéticas semifinales con Grigor Dimitrov, como ocurrió el año pasado, y de una potencial final con Roger Federer, situación también idéntica a la de 2017.

Mientras el español sonreía, ubicado en el sector del cuadro más amable, el suizo torcía el gesto. Federer, que defiende el título de campeón, debutará frente a Aljaz Bedene y tendría un enfrentamiento de segunda ronda con el ganador del duelo entre Jan-Lennard Struff y Soonwoo Kwon. Siempre según la lógica del ranking, al número dos mundial le esperaría Richard Gasquet en tercera ronda, Sam Querrey o Milos Raonic en octavos y Juan Martín Del Potro o David Goffin en un peligroso cruce de cuartos antes de unas semifinales con Alexander Zverev, si es que el alemán sobrevive a lo que le espera.

Zverev tiene motivos de sobra para estar preocupado. El número cuatro mundial abrirá su participación en el torneo midiéndose a Thomas Fabbiano, luego chocaría con Mikhail Kukushkin o Peter Gojowczyk y a partir de la tercera ronda comenzarían los auténticos baches: Thanasi Kokkinakis o su hermano Mischa, Djokovic en octavos o Dominic Thiem en cuartos en una parte del cuadro en la que también están Wawrinka y Gael Monfils.

Por su parte, Garbiñe Muguruza, que llegará al Abierto de Australia pendiente de su cuerpo tras dos retiradas consecutivas, tendrá un pequeño margen de inicio, estrenándose ante la francesa Jessika Ponchet, invitada por la organización, y después jugaría contra Su-Wei Hsieh o una jugadora procedente de la fase previa. A partir de la tercera ronda, la española se podría encontrar con rivales de la máxima exigencia como Agnieszka Radwanska, Angelique Kerber, Maria Sharapova o Caroline Garcia.

Además, Pablo Carreño se enfrentará al local Jason Kubler, Roberto Bautista a Fernando Verdasco, David Ferrer al ruso Rublev, Albert Ramos a Jared Donaldson, Feliciano López a Sam Querrey y Guillermo García-López al francés Paire. Mientras, en el cuadro femenino, Carla Suárez abrirá con una jugadora de la fase previa y Lara Arruabarrena lo hará contra Richel Hogenkamp.