Las ocho maestras posan durante el sorteo del cuadro.

Las ocho maestras posan durante el sorteo del cuadro. Wallace Woon Efe

Tenis

Los apuntes maestros de Medina

La valenciana, capitana de Copa Federación, analiza individualmente a las ocho jugadoras que buscarán el título en Singapur.

Rafael Plaza Singapur (enviado especial)

Anabel Medina vivirá la próxima Copa de Maestras muy pendiente de lo que ocurra en Singapur. Tras convertirse en la nueva capitana de Copa Federación, la valenciana seguirá con atención a Garbiñe Muguruza, pieza fundamental en el proyecto que persigue el objetivo de devolver al equipo femenino al Grupo Mundial para aspirar de nuevo al título.

Antes de que este domingo arranque el último torneo de la temporada, y con la enorme capacidad analítica con la que hizo carrera dentro de la pista, la seleccionadora nacional repasa para EL ESPAÑOL a las ocho candidatas que juegan en Singapur buscando convertirse en maestra de maestras. 

Simona Halep (Grupo Rojo, cuarta aparición en la Copa de Maestras)

Halep, durante la gala del torneo.

Halep, durante la gala del torneo. Wallace Woon Efe

“Ha sido una de las jugadoras más consistentes de todo el año. Ha alcanzado el número uno en Asia después de haber sufrido un poquito durante la temporada porque tuvo bastantes ocasiones para conseguirlo. La perseverancia ha hecho que llegue a Singapur en lo más alto de la clasificación, con las pilas cargadas y con mucha confianza. Quizás, su mejor superficie es la tierra batida, que es donde ha conseguido en 2017 sus mejores resultados como campeona en Madrid y finalista en Roland Garros. En cualquier caso, ya hizo semifinales en Wimbledon, pese a que no va mucho con su juego. Su consistencia hace que sea capaz de ganar partidos en todas las superficies”.

Garbiñe Muguruza (Grupo Blanco, tercera aparición)

Muguruza, a su llegada al sorteo del cuadro.

Muguruza, a su llegada al sorteo del cuadro. Wallace Woon Efe

“Ha demostrado ser la mejor jugadora del año, como confirmó el premio que recogió en la gala del viernes. Su 2017 ha sido muy bueno, sobre todo desde Wimbledon. Ha dado un cambio a nivel mental, destapándose como una jugadora mucho más fuerte y más consciente de la importancia que tienen todos los partidos. Eso la ha llevado a alcanzar un número uno del mundo más que merecido. En Singapur tiene un grupo complicado. Debuta contra Ostapenko y aunque tiene el cara a cara a favor, en China perdió un partido muy ajustado. Jugará también con Venus Williams, a la que ganó en la final de Wimbledon, y con Pliskova, a la que también derrotó en Cincinnati. Muguruza llega en muy buenas condiciones a Singapur. Esperemos que esa gripe que tuvo en la gira asiática no le haya impedido recuperarse al 100%. Estoy segura de que hará un gran torneo”. 

Karolina Pliskova (Grupo Blanco, segunda aparición)

Pliskova, el viernes en la gala del torneo.

Pliskova, el viernes en la gala del torneo. Wallace Woon Efe

“Es evidente su salto de calidad. Hizo un principio de año muy bueno, quizás fue la más regular de todas. También alcanzó el número uno en Wimbledon después de haber ganado tres torneos antes. Es muy alta, con un gran un servicio, y golpes potentes desde los dos lados, pero habrá que ver cómo es la pista y la velocidad de la pelota. A priori, Pliskova se siente muy cómoda en este tipo de superficies porque se ha criado bajo techo, aunque los últimos años hemos visto pistas cubiertas muy lentas”.

Elina Svitolina (Grupo Rojo, debutante)

Svitolina, en la gala de la Copa de Maestras.

Svitolina, en la gala de la Copa de Maestras. Wallace Woon Efe

“Lleva un año extraordinario, ganando cinco títulos. Es la primera jugadora de la historia que consigue ganar tres Premier 5 en la misma temporada. Tiene un cara a cara muy favorable con jugadoras del top-5, consiguiendo ganar en repetidas ocasiones a rivales de ese ranking. Llega con una confianza bastante elevada. Es muy física, con una movilidad alta. Habrá que ver cómo afronta su debut en una Copa de Maestras, pero es muy competitiva, le gusta muy poco perder. Demuestra en cada partido que para conseguir ganar tienes que correr muchísimo y jugar con mucha precisión”.

Venus Williams (Grupo Blanco, quinta aparición)

Venus, posando en la gala de la Copa de Maestras.

Venus, posando en la gala de la Copa de Maestras. Wallace Woon Efe

“Es a la que más conoce todo el mundo, una veterana de 37 años. Ya ha ganado una Copa de Maestras, por lo que tiene un plus de confianza en ese sentido. Su año ha sido brillante, con finales en el Abierto de Australia y Wimbledon. Nadie pensaba que pudiese volver a alcanzar este nivel de juego. Es muy potente, con un buen servicio y con la capacidad de poner mucha presión desde el fondo de la pista. Está en uno de los mejores momentos físicos de su carrera, pero viene sin ritmo de competición porque no ha jugado la gira asiática. Con la experiencia que tiene debería ser capaz de adaptarse rápido a esas circunstancias”.

Caroline Wozniacki (Grupo Rojo, quinta aparición)

Wozniacki, entrando a la gala del torneo.

Wozniacki, entrando a la gala del torneo. Wallace Woon Efe

“Pese a sus 27 años, es la más veterana junto a Venus. Es la quinta vez que juega la Copa de Maestras, para donde no había conseguido clasificarse desde 2014. Eso demuestra que este año lo ha merecido, con cinco finales y el título de Tokio. En su día, cuando llegó a ser número uno, todo el mundo le pedía un Grand Slam o una Copa de Maestras para demostrar esa condición. Posiblemente este es su momento para enseñar el nivel que tiene y poder optar a un gran torneo. Su movilidad de piernas marca la diferencia y la mentalidad que tiene es muy buena, es una gran competidora. Hay que estar alerta contra ella porque si no estás al 100% puede vencer a cualquiera”.

Jelena Ostapenko (Grupo Blanco, debutante)

Ostapenko, posando ante los fotógrafos a su llegada a la gala.

Ostapenko, posando ante los fotógrafos a su llegada a la gala. Wallace Woon Efe

“Ha sido la revelación del año. Llegó a Roland Garros siendo la número 48 y aterriza en Singapur como la número siete. Su potencial ha quedado demostrado. Es muy directa, muy potente, con mucho desparpajo. También ha demostrado una mentalidad muy buena porque no se ha clasificado para la Copa de Maestras viviendo únicamente de su triunfo en Roland Garros, ha seguido siendo consistente en su juego: hizo cuartos en Wimbledon, tuvo un pequeño bajón en la gira estadounidense y en la gira asiática recuperó su mejor versión. El cara a cara que tiene contra Muguruza, Venus y Pliskova no es muy favorable, pero le encantan los grandes escenarios y se crece en situaciones así. Hay que tenerla muy en cuenta porque puede ser muy peligrosa”.

Caroline Garcia (Grupo Rojo, debutante)

Garcia, posando ante los medios gráficos en la gala de la Copa de Maestras.

Garcia, posando ante los medios gráficos en la gala de la Copa de Maestras. Wallace Woon Efe

“Sin ninguna duda, la sorpresa del torneo. Cuando empezó la gira asiática estaba muy lejos de poder clasificarse para la Copa de Maestras. Ha hecho un final de año espectacular. Todo el mundo conocía su nivel, pero estamos ante la temporada de su salto. No era fácil ganar dos torneos como Wuhan y Pekín, con la exigencia física que eso conlleva. Ya veremos si el cuerpo no le pasa factura después del esfuerzo que ha tenido que realizar para clasificarse. Lo que está claro es que por su estilo puede hacer cosas importantes: es muy agresiva y juega mucho a quitarle tiempo a sus rivales”.