Prueba de la Titan Desert 2019

Prueba de la Titan Desert 2019 Agencia EFE

Otros Deportes TITAN DESERT

Así es la Titan Desert, prueba que le ha costado la vida a Fernando Civera

La mítica prueba de mountain bike ha sido noticia por la muerte del competidor español de 46 años debido a un paro cardíaco. 

Noticias relacionadas

El español Fernando Civera, de 46 años, falleció por fallo cardíaco en el transcurso de la segunda etapa de la Titan Desert que desde el pasado domingo se disputa en Marruecos, según informó la organización. El ciclista se encontraba en una "zona complicada de dunas, fuera de la zona habitual marcada por los aparatos de navegación", en el kilómetro 55 de la segunda etapa, que se disputó entre Merzouga y Ouzina, de 105 kilómetros.

Varios competidores en la Titan Desert 2019

Varios competidores en la Titan Desert 2019 Agencia EFE

La Titan Desert de está temporada contaba con 1.200 personas de varias nacionalidades conviviendo una semana en el desierto marroquí. Son ya 14 ediciones de una de las pruebas más míticas de mountain bike del mundo y cada año sigue creciendo sin parar. Según los expertos, la edición del 2019 es más dura, con muchos más kilómetros de arena, una etapa maratón y 6.000 metros de desnivel en las seis etapas programadas.

La primera parte de la prueba tiene como protagonistas los pasos de dunas. En anteriores ediciones estos habían sido dos, pero en la de 2019 son tres. Una vez superado este tramo, llega la segunda parte, en el que aparecen las zonas montañosas.

El evento fue desarrollado por Juan Porcar, basado en la filosofía del Dakar, con recorridos muy poco señalizados, donde la navegación y la orientación juegan un papel fundamental. La dureza de la prueba viene marcada por la larga distancia de las etapas y por el entorno.

Un competidor en la Titan Desert 2019

Un competidor en la Titan Desert 2019

El desierto es muy exigente para los ciclistas, por el calor, las fuertes rachas de viento, las interminables llanuras, tramos de arena que frenan o incluso deben cruzarse a pie, y pistas muy pedregosas que castigan tanto a los ciclistas como a sus vehículos.

Está temporada contaba con la presencia de 'Purito' Rodríguez, que ya había avisado de la gran dureza de la prueba. El catalán confirmó lo complicado del trazado y de las condiciones de este tras la primera etapa: "Solo perdí más de una hora como profesional cuando llegaba fuera de control".

El español Josep Betalú, triple ganador de la Titan Desert, también afirmó la dureza de la prueba: "Quien da primero da dos veces y es importante empezar sacando tiempo a los rivales directos, sin duda una gran manera de empezar. Esta carrera es muy dura, suelen pasar muchas cosas y hasta el último día nada se decide. He venido muy fuerte, soy frío y calculador y quiero la cuarta victoria, pero sin volverme loco".

La Titan Desert más extrema

Este año las etapas son más duras y los competidores lo están sufriendo. Muchos kilómetros y sin margen de error, ya que cualquier fallo provoca perder todas las opciones de ganar la carrera. Las etapas demuestran que el nivel se ha elevado considerablemente. 

Etapa 1: Merzouga-Merzouga (109 kms / +800m)

A su salida, afrontaron un gran plató con una zona de navegación donde debían evitar una barrera de rocas. En los últimos kilómetros se volvió a pistas en buen estado antes de llegar a la meta, en el mismo punto de salida.

Etapa 2: Merzouga-Ouzina (105 kms / +731m)

Es de auténtico desierto. Ha sido el primer sector de la etapa maratón y el campamento estaba ubicado en un lugar de difícil acceso y en un entorno espectacular.

Etapa 3: Ouzina-Merzouga (118 kms / +1.555m)

Los ciclistas se enfrentarán a un terreno muy pedregoso antes de afrontar dos grandes subidas cortas, pero de mucho desnivel por el interior de una explotación minera.

Etapa 4: Merzouga-M’ssici (119 kms / +1.031m)

La etapa más cómoda, kilómetros y kilómetros de pistas en buen estado y sin dificultad antes de llegar a meta en este día de transición entre el desierto y la montaña.

Etapa 5: M’ssici-El Jorf (125 kms / +1.535m)

La segunda parte del día cambia y llevará a los ciclistas a un cañón montañoso que desemboca en una subida que corona a 1.300m de altitud. Es en este punto donde tendrá lugar el ŠKODA Challenge. La bajada se hace por unas pistas secundarias hasta afrontar los únicos kilómetros de asfalto de todo el recorrido. La llegada a la meta es por pistas reviradas.

Etapa 6: El Jorf-Maadid (64 kms / +259m)

Kilómetros blandos y arenosos hasta alcanzar un gran plató extenso y con pistas algo pedregosas y pequeñas travesías de ríos de arena. Las pistas mejoran, son más rápidas, antes de dirigirse directos a la mítica meta del Hotel Xaluca de Maadid, punto final de estas 6 grandes jornadas de mountain bike.

[Más información: Muere el español Fernando Civera en la Titan Desert]