Serah Small, en el momento que da el pecho a su hija en el vestuario.

Serah Small, en el momento que da el pecho a su hija en el vestuario.

Otros Deportes

Serah Small, la jugadora de hockey que amamanta a su hija en el vestuario

La deportista canadiense compartió una foto en la que da el pecho a su hija de ocho semanas en el descanso de un partido. Se ha convertido en un símbolo en la defensa de la conciliación del deporte con la maternidad.

Serah Small, jugadora del Grovedale Vipers, equipo canadiense de hockey hielo, se ha hecho mundialmente famosa por una foto que compartió en su cuenta de Instagram en la que se podía ver a la deportista dando el pecho a su hija en el mismo vestuario.

La jugadora amamantó a su hija en el descanso de un partido, dejando una instantánea totalmente novedosa en el mundo del deporte y que se ha hecho viral en las redes sociales. “Sentí que la leche me subía mientras estaba jugando y aproveché la media parte para bajar a alimentarla”, comentó Small en una entrevista a la CNN.

La jugadora de este equipo de hockey hielo que participa en la Peace Country Female Hockey League no dudó en atender a su hija Ellie, de ocho semanas, en el mismo vestuario y junto a sus compañeras, que en ese momento descansaban tras el primer tiempo del partido. 

La deportista se ha convertido en un símbolo en la defensa de la conciliación del deporte con la maternidad, aunque ella quita mérito al gesto. "No creo haber hecho nada diferente a millones de madres antes que yo", comentó Serah Small, que aparece en la imagen con el torso descubierto y dando de mamar a su hija.

Serah Small, con su hija Ellie.

Serah Small, con su hija Ellie.

"Al principio tuve miedo de publicar esta foto que me encanta. ¿Por qué? Porque la sociedad ha hecho sexual el pecho", añadió la jugadora, que explicó que "después de compartir la foto me di cuenta de que no debería ser algo de lo que estar avergonzada sino orgullosa".

En la citada entrevista, Serah Small explicó su experiencia: "Ser madre es absolutamente increíble. Estoy feliz de poder hacer algo que me encanta mientras sigo satisfaciendo las necesidades de mi bebé. Nuestros cuerpos son increíbles y este fin de semana fue la primera vez que realmente aprecié el mío".

Maestra de profesión, asegura que cuando se enteró de que estaba embarazada lo primero que pensó fue cuándo regresaría a la competición. "Este fin de semana me he dado cuenta lo diferente que es mi cuerpo ahora. Me he sentido más lenta que de costumbre y un poco perdida por el hielo", concluyó Small.