Mireia Belmonte, durante la prueba de 200 mariposa este miércoles.

Mireia Belmonte, durante la prueba de 200 mariposa este miércoles. EFE

Otros Deportes MUNDIAL DE NATACIÓN

Mireia Belmonte 'amenaza' con otro oro en los 200 mariposa

La nadadora española marcó el tercer mejor tiempo de las finalistas en el Mundial de Budapest en su prueba favorita, donde ya ganó en los Juegos Olimpicos de Río. La lucha por las medallas, este jueves.

Mireia Belmonte se ha clasificado para la final de los 200 mariposa, que se disputará este jueves, con el tercer mejor tiempo de las ocho finalistas durante la cuarta sesión del Mundial de Natación de Budapest.

La badalonesa ha nadado en 2:06.71 en su prueba favorita, en la que ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Únicamente han estado por delante la alemana Franziska Hentke, autora de la mejor marca mundial del año (2:06.18), y que este miércoles ha nadado en 2:06.29, y la china Zhou Yilin, que ganado la primera serie con 2:06.63.

Con la lección muy bien aprendida, Belmonte, que salió en la segunda serie y por la calle cinco, entre Hosszú y Hentke, buscó la referencia de la alemana que la tenía a su derecha. Esperó que se diluyera la efervescencia de la local Liliana Szylagi en el primer 50 y pasó cuarta (28.95). A partir del 100, la alemana pasó a liderar la carrera (1:01.03), pero Belmonte (1:01.71) no se apuró, sabía ya quien tenía que ser su referencia y jugó sus cartas.

Por el 150, aceleró para ser tercera. Hentke (1:34.08) seguía al mando, pero la española ya estaba más cerca (1:34.45). Al final, ganó su serie la alemana (2:06.29) y Belmonte (2:06.71), que parece tener controlada la situación en su prueba fetiche fue segunda de su serie.

Tras la carrera, la española ha asegurado que la final se presenta "muy bonito" debido a que el nivel entre las favoritas es muy parecido. "La carrera ha sido extraña, no sé un poco extraña. No sé cómo describir mis sensaciones, porque ha sido un poco extraño todo", ha asegurado después de salir de la piscina y ha admitido que "estaba un poco cansada" después de haber nadado también las series matinales de esta prueba.

Para la final, que se nadará el jueves, la española ha explicado que tendrá que "saber los puntos fuertes y débiles de cada una (de las rivales)", pero ha advertido: "la final es una final y cada uno nada como puede".

"Todas estamos en el mismo nivel, nos separan pocas décimas", ha enfatizado, al afirmar que "es lo bonito de la competitividad que hay", que ninguna de las nadadoras se destaca tanto como para que haya una diferencia de varios segundos. Ahora, para prepararse para la carrera de mañana en el Duna Aréna de Budapest, Belmonte ha explicado que completará su rutina habitual: "nadar, recuperar por la mañana y todo eso", ha concluido.

Por sensaciones, la badalonesa es favorita en la final, en la que podría conseguir una medalla de oro que se le resiste en unos Mundiales.