Aleix Espargaró

Aleix Espargaró Efe

MotoGP

Aleix Espargaró, el independentista que paga sus impuestos en Andorra

El piloto de MotoGP, que declaró que "el Gobierno español se está pasando por el forro la democracia", vive en el Principado y paga sus impuestos allí. 

Ángeles Carrillo

Siempre dice lo que piensa sin pararse a reflexionar sobre las consecuencias que puede tener en su carrera deportiva puesto que sus polémicas declaraciones pueden espantar a potenciales patrocinadores personales. La incontinencia verbal de Aleix Espargaró en las redes sociales sobre temas con el FC Barcelona o las corridas de toros le han generado multitud de rifirrafes con usuarios anónimos o personajes públicos como Miguel Abellán.

El torero, gran amigo de la familia Nieto, le contestó con una peineta después de que el piloto de MotoGP afirmara el pasado año en Twitter: “No voy a respetar a los bárbaros [en referencia a los toreros] que matan por diversión, ¡jamás!”. Pero sus polémicas van más allá. En el Gran Premio de Aragón atacó al gobierno español y, sin embargo, el piloto tributa en Andorra. 

La enésima polémica del mayor de los hermanos Espargaró llegó el pasado jueves, en la jornada previa al inicio del Gran Premio de Aragón. “Es lamentable lo que está haciendo el Gobierno español y la Guardia Civil. Se están pasando por el forro la democracia. Realmente, es una pena porque parece que volvemos atrás y vamos a una Guerra Civil. No me esperaba esto. Es una prueba más de que hay mucho miedo en España de quedarse sin Cataluña. Creo que, al menos, lo que está clarísimo, es que la gente tiene que tener el derecho a decidir, que tiene que haber democracia. No se puede perder la paz y parece que se está perdiendo y eso que todavía falta una semana para el 1 de octubre", afirmó en declaraciones a Catalunya Radio para dejar bien clara su opinión.

El alegato independentista de Aleix Espargaró, nacido el 30 de julio de 1989 en Granollers aunque residente en el Principado de Andorra desde 2013, le ha generado multitud de críticas a un piloto que corre en el Campeonato del Mundo de MotoGP con licencia de la Real Federación Española de Motociclismo (RFEF) aunque no ha podido escuchar el himno de España desde lo más alto del podio porque después 16 temporadas mundialista nunca ha ganado una carrera.

En una entrevista en el diario Ara.cat, el piloto declaró que una de las razones por las que se había ido a Andorra era por la fiscalidad baja que ofrece. Además, obviamente, de otras razones deportistas. Allí, reconocía, ha encontrado su mejor forma y también ha montado un negocio (un restaurante japonés).