La piloto Ana Carrasco, en un momento de la entrevista con EL ESPAÑOL.

La piloto Ana Carrasco, en un momento de la entrevista con EL ESPAÑOL. Jorge Barreno

Motor SUPERSPORT 300

Ana Carrasco: "He pasado de ser la chica de la parrilla a uno de los pilotos a batir"

Seguirá en Supersport 300 la próxima temporada, donde hizo historia en 2018 al ganar el título, pero su objetivo pasa por correr en Superbike.

Noticias relacionadas

El próximo jueves probará la Kawasaki Ninja ZX-10RR del pentacampeón Jonathan Rea en el circuito de Jerez y no oculta que su objetivo futuro pasa por correr en Superbike en cuatro o cinco años. Ana Carrasco (10 de marzo de 1997, Cehegín, Murcia) ha tomado la decisión de continuar en Supersport 300 la próxima temporada, la categoría que la encumbró en 21018 y la convirtió en la primera mujer en ganar un título de campeona del mundo de velocidad. La piloto española repasa su campaña y sus planes de futuro con EL ESPAÑOL.

¿Qué le ha faltado esta temporada para revalidar el título de Supersport 300?
Podría llamarse suerte, pero no creo que haya sido eso. Hicimos un cero en Aragón y otro en Gran Bretaña por errores ajenos, porque las dos veces me tiraron. Recuperar tantos puntos en un campeonato con nueve carreras es casi imposible. A nivel de rendimiento, creo que esta temporada ha sido incluso mejor que en 2018. Hemos ganado carreras y hemos estado en el podio en casi todas las carreras. Los resultados han sido buenos, pero recuperar esa diferencia de puntos cuando Manu González no ha hecho prácticamente ningún fallo era muy difícil. Sin esos ceros, no sé si habríamos revalidado el título pero sí habríamos llegado a la última carrera con opciones de pelear por él.

¿Qué diferencias ha encontrado esta temporada con el apoyo de Kawasaki Europa detrás?
La diferencia más grande es estar integrada en un equipo como Provec Kawasaki, que tiene muchísima experiencia en el campeonato y llevan ganando el título de Superbike desde los últimos cinco años. Trabajar con gente con experiencia, que saben cómo ganar y cómo gestionar un campeonato, me ha ayudado a mejorar y a seguir avanzando. La diferencia más grande es que me han dado todos los medios para mejorar mi pilotaje y mi preparación.

El apoyo dentro y fuera de los circuitos le ha obligado a mudarse a Barcelona, ¿ha sido complicado volar del nido?
Ha sido bastante fácil porque el equipo me ha arropado y es prácticamente como mi familia. Todos me cuidan como una hija, así que salir así de tu casa es fácil. Llevo poco tiempo viviendo en Barcelona, desde enero, pero ha sido un cambio muy positivo. En Murcia siempre entrenaba sola y aquí cada día voy a entrenar con Ricky Cardús al Rocco’s Ranch, un trazado de off road ubicado junto al circuito de Barcelona-Catalunya y donde van muchísimos pilotos a entrenar. Para ir avanzando, tienes que entrenar con gente que tenga un nivel alto.

¿Y vive sola?
No, vivo con dos personas del equipo. Vivo con la chica que gestiona el hospitality y un mecánico, que es de Cádiz. Es como Gran Hermano [risas].

El próximo jueves va a probar la Kawasaki Ninja ZX-10RR de Jonathan Rea en el circuito de Jerez. ¿Qué expectativas tiene?
Más que un test, es el premio del equipo a la temporada. Tengo muchas ganas de probarla para ver cómo es pilotar una 1.000cc y si algún día puede llegar a pilotarla.

Ana Carrasco, cuando se proclamó campeona del mundo de Supersport 300, en 2018.

Ana Carrasco, cuando se proclamó campeona del mundo de Supersport 300, en 2018.

¿Cómo ha cambiado aquella Ana Carrasco que llegó al Mundial de Moto3 en 2013 con 16 años a la Ana Carrasco que es ahora?
¡Muchísimo! Con 16 años era una piloto muy joven, con muchas ganas, pero con poca experiencia. Desde entonces he tenido temporadas muy difíciles, que me han hecho avanzar mucho como piloto. Entendí qué necesitaba para ganar y me lancé a buscarlo.

¿Y cómo persona?
He madurado mucho. He encontrado gente que cree en mí y he sabido cuidarla y conservarla para mejorar cada día.

¿Alguna vez ha pensado en tirar la toalla?
Durante esos años, he tenido momentos porque era trabajar muchísimo para no obtener ningún resultado. Tampoco ayudaba no tener los medios. Haber ganado el título de Supersport 300 es la recompensa a no haber tirado la toalla en todos esos momentos, que eran para tirarla.

¿Cómo le ha beneficiado o perjudicado el hecho de ser una mujer en un mundo tradicionalmente masculino?
Cuando he tenido buenos resultados, me ha favorecido a nivel mediático. Por otro lado, me ha perjudicado a la hora de encontrar gente que confiara en mí y me diera los medios para ganar. Hasta que he encontrado ese grupo de gente que me ha dado los medios para demostrarlo, ha sido muy difícil encontrar a alguien que creyera que una mujer podía ganar. Es difícil creer en algo que no has visto. He pasado de ser la chica de la parrilla a uno de los pilotos a batir.

La piloto Ana Carrasco, en un momento de la entrevista con EL ESPAÑOL.

La piloto Ana Carrasco, en un momento de la entrevista con EL ESPAÑOL. Jorge Barreno

¿Le ha sorprendido la retirada de Jorge Lorenzo?
Es un piloto que ha demostrado sobradamente que es uno de los mejores de la historia de MotoGP. Llega un momento, que a todos nos va a llegar, que dejas de disfrutar. Lorenzo ha sido muy honesto con su decisión.

¿Cree que Álex Márquez está preparado para dar el salto a MotoGP?
Sí, porque tiene dos títulos de campeón del mundo. Hay que olvidarse del apellido y centrarse en el piloto, que era la mejor opción para la plaza dejada por Lorenzo.

[Más información: Ana Carrasco, la guerrera rosa que hace historia en un mundo de hombres]