Luis Carlos Maurel, en su polémico vídeo

Luis Carlos Maurel, en su polémico vídeo

Motor MOTOCICLISMO

Luis Carlos Maurel, despedido tras un vídeo sobre los políticos presos catalanes

Noticias relacionadas

El expiloto de motociclismo Luis Carlos Maurel ha sido despedido del que era su empleo en la empresa fabricante de motos y bicicletas Galfer Brakes. El motivo no ha sido otro que un polémico vídeo difundido por las redes sociales, en el que se puede ver al zaragozano, que llegó a competir en la categoría de 250 cc, portando un cartel que reza "Libertat presos politics" con las caras de Jordi CuixartJordi Sànchez, actualmente en prisión.

Luis Carlos Maurel tira a la basura una bandera pidiendo la libertad de los políticos presos en Cataluña

"Para los que dicen que los motoristas no nos preocupamos por la montaña. Cogemos esta mierda, la ponemos pequeñita y la tiramos a la basura", afirma mientras arruga la citada pancarta. Tras tirarla a la basura afirma que los motoristas "somos gente de bien" y escupe una última vez antes de cerrar el cubo.

Disculpas

El vídeo ha generado una gran polémica en redes sociales, obligando al propio Luis Carlos Maurel a grabar otro pidiendo disculpas: "Hola, grabo este vídeo para pedir disculpas a la gente que se haya visto ofendida por un vídeo grabado anteriormente y que no era mi intención desde luego que se propagara, porque no dejó de ser un vídeo entre amigos de WhatsApp y que era para hacer una broma a otro amigo".

Luis Carlos Maurel pide disculpas sobre su vídeo

"Yo soy una persona a la que no le gusta nada la política y que pasa bastante de ella. Quizá por eso he hecho algo que no debería de hacer y pido perdón sobre todo a las familias y a la gente que se vea afectada por esto. Además, no quiero que se vincule a la empresa para la que colaboro y mucho menos a mi persona. Soy un apasionado del motor y realmente los otros temas me interesan mucho menos y me hace daño que se piense que soy una persona que le gusta incendiar. Pido disculpas otra vez", afirma en el vídeo.

La propia empresa se desvinculó de sus actos, nombrándole como un mero "colaborador externo" en sus redes sociales. Mediante un comunicado, la empresa de 65 años de antigüedad muestra su "reprobación total y absoluta" con las palabras del polémico vídeo, que le ha costado el puesto a Luis Carlos Maurel.