Los jugadores de la selección española tras el partido ante Irán.

Los jugadores de la selección española tras el partido ante Irán. REUTERS

Mundial RUSIA 2018

La clasificación a octavos y otras cosas que necesita España ante Marruecos

Una mayor definición ante el gol, confianza en De Gea, goles para ser primera de grupo y una mejor versión de Iniesta y Silva, entre los retos de 'La Roja' en su tercer partido en el Mundial.

Si antes del Mundial a España la hubieran dicho que iba a llegar a la última jornada de la primera fase sin la clasificación cerrada bien lo podría haber creído, porque el primer duelo ante Portugal, que no era fácil de ganar tal y como se demostró, condicionaba los dos siguientes encuentros. Lo que seguramente era difícil de plantear era que se llegaría con sensaciones tan contradictorias: del buen fútbol ante Portugal al sufrimiento de Irán.

España se juega este lunes ante Marruecos (20:00 horas) la clasificación a octavos, el primer puesto de grupo (muy importante por el camino que le tocaría en las eliminatorias) y muchas cosas más. Por ejemplo, espantar algunos fantasmas que han ido apareciendo en este Mundial, como la inseguridad de De Gea, el bajo nivel de Iniesta y Silva o la falta de ideas en muchas fases del encuentro.

Entrenamiento de la Selección antes de viajar a Kaliningrado

Antes de ello, claro, hay que cerrar el pase de ronda, porque aunque las opciones de quedar eliminadas son mínimas, no se puede pensar antes en lo que no se tiene. A la vez se jugará el Irán - Portugal, con favoritismo claro para los lusos, pero donde los asiáticos también tienen opciones. La que sí está eliminada es la vecina Marruecos, rival de España, que sin embargo ya ha amenazado con que buscará sus primeros puntos en un Mundial al que regresaron 20 años después.

Sergio Ramos.

Sergio Ramos. REUTERS

'La Roja' necesita más que una victoria para afrontar los octavos. El objetivo es superar algunos de los problemas que se han tenido en los dos primeros partidos y llegar a la paz futbolística. Por ejemplo, que De Gea haga un buen partido para que se termine un debate tan molesto en la concentración y con algunos intereses detrás. Al portero español se le vigila (y con lupa) en cada encuentro y recuperar su buen nivel sería un síntoma alentador para la selección. Es, hasta ahora, el único portero que no ha realizado ni una sola parada.

En la misma línea, aunque ambos no reciben las mismas críticas, están Silva e Iniesta, que han empezado muy dubitativos el Mundial. Ya sea por el cansancio acumulado en una larga temporada, la edad, el ritmo actual del Mundial o simples bajones transitorios, dos de los 'jugones' de la selección no están dando el nivel. Y eso lo ha notado España, ya que está hecha para que estos dos jugadores aparezcan.

Ahí entraría otra de las necesidades de España ante Marruecos. 'La Roja' demostró ante Portugal que su exquisito juego está intacto, pero en cambio contra Irán demostró falta de ideas. En el fútbol es lícito jugar de cualquier manera, siempre que sea legal, para conseguir tu objetivo, y cuando a España la colocan un planteamiento que choca contra lo que siempre juega, se electrocuta. ¿Qué hubiera pasado si el rebote de Diego Costa ante Irán no entra? Si Marruecos pone en aprietos con su táctica, se necesita decisiones desde el banquillo, una nueva táctica, un plan B, un movimiento del seleccionador.

Albert Celades y Fernando Hierro.

Albert Celades y Fernando Hierro. REUTERS

Además, la amenaza de sanción a Busquets (si ve una amarilla se perderá el encuentro de octavos), el posible reencuentro entre Benatia y Lucas Vázquez, los protagonistas del penalti más famoso en años, o el buen momento de forma de Diego Costa e Isco, también vital para la salud de España, son algunos de los puntos importantes del partido. Y, sobre todo, la búsqueda de la primera plaza.

Tal y como está el Mundial, la diferencia entre quedar primero o segundo en este grupo B es inmensa. Quedar segundos te lleva, si quedan las cosas en otros grupos tal y como están ahora, por el mismo lado del cuadro de Brasil, Alemania o Francia. Ser primeros mandaría a unos cuartos ante Croacia y unas semifinales ante Bélgica/Inglaterra.

No se contempla en España una derrota, principalmente porque sería un fracaso mayúsculo e histórico, también porque Marruecos es una selección ya eliminada y porque 'La Roja', aún con dudas ante Irán, ha mostrado buenas sensaciones. Sin descuidos, el duelo de este lunes debe servir para curar heridas y mostrar la candidatura al título. 

Isco y Lucas Vázquez.

Isco y Lucas Vázquez. REUTERS