Barras Bravas de Boca Juniors.

Barras Bravas de Boca Juniors. Archivo EFE

Mundial

Los Barras Bravas, vetados en el Mundial: acuerdo Rusia-Argentina para que no viajen

Los ultras violentos argentinos no podrán entrar a los campos después de un convenio firmado por ambos países. Se han dado datos de unos 3.000 hinchas peligrosos.

La ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich, y el embajador de Rusia en el país, Víktor Koronelli, firmaron este viernes en Buenos Aires un convenio de colaboración para evitar la presencia de barras bravas (ultras violentos) del país sudamericano en el Mundial.

La firma del convenio se realizó en el Ministerio de Seguridad ante varios funcionarios, representantes de los organismos de seguridad y de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

"Tenemos una excelente cooperación con Argentina en la esfera de seguridad. Ahora firmamos un protocolo muy importante sobre los temas de seguridad durante la Copa del Mundo. Por este protocolo yo creo que podremos evitar, o por lo menos disminuir, la violencia en las canchas", sostuvo Koronelli en rueda de prensa.

"En Rusia existe preocupación por temas de seguridad siempre. No tengo ninguna duda que desde el punto de vista de la organización de la seguridad esta va a ser la mejor Copa del Mundo en la historia del fútbol, pero apreciamos mucho la cooperación de todos los países que nos apoyan", añadió.

Bullrich le entregó a Koronelli los datos de unos 3.000 hinchas argentinos que tienen prohibida su entrada a los estadios locales por hechos de violencia para que no puedan ingresar a los partidos del Mundial. Sin embargo, reveló que su prioridad es evitar que estos salgan del país.

"Es algo concreto y práctico. También hay cinco miembros de las fuerzas de seguridad de Argentina que van a estar en el centro estratégico de control durante el Mundial. Ellos van a poder estar dando directivas sobre quiénes son las personas que no pueden ingresar", sostuvo Bullrich.

"Somos un país de fútbol. Queremos que el fútbol sea un lugar de paz y de tranquilidad. Los barras bravas han intentado hacer del fútbol un lugar de conflicto y de muerte. A ellos les aconsejamos que no vayan, que no viajen, porque no van a poder entrar", concluyó.