Registro en el vestuario de River Plate

Registro en el vestuario de River Plate

Fútbol Internacional COPA LIBERTADORES

La policía registra el vestuario de River antes del superclásico de la Libertadores

Este domingo el mundo del fútbol tendrá su centro en Argentina. Por primera vez en la historia, River Plate y Boca Juniors se ven las caras en la final de la Libertadores. El partido de ida se juega en la Bombonera y media hora antes de la llegada de River al estadio, la imagen más comentada ha sido la de la policía registrando el vestuario de los 'Millonarios'.

El superclásico es un partido como pocos, considerado como uno de los mejores encuentros que se pueden ver el mundo del fútbol y con una rivalidad en ocasiones enfermiza. Por eso no es de extrañar que horas antes la policía y la propia CONMEBOL decidiera registrar el vestuario del equipo visitante de forma minuciosa.

Según la prensa argentina, las fuerzas de seguridad buscaban banderas o posters con los colores de River, que podrían ser utilizados a modo de motivación en el campo ajeno, o algún dispositivo de comunicación que Marcelo Gallardo, sancionado, pudiera utilizar para hablar con sus pupilos.

"Le hemos comunicado al profesor Gallardo y también a la institución River Plate el protocolo a cumplir. Esperamos que no haya inconvenientes", explicó el presidente de la Conmebol.

Esta inspección sorpresa podría generar polémica ya que, según cuentan desde Argentina, Boca habría prohibido este tipo de registro, puesto que podría provocar más tensión durante el superclásico.

"Una espera interminable"

Después de acudir ayer al Monumental para despedir a River Plate antes de que se suspendiera el partido por la lluvia, los aficionados "millonarios" volvieron este domingo al mismo lugar en mayor cantidad para alentar al cuadro de Marcelo Gallardo antes de que su autocar partiera hacia la Bombonera.

"Esta espera es interminable, por suerte el partido es hoy porque los nervios ya no dan más", dijo a EFE Emiliana Salse, una de los cerca de 2.000 hinchas presentes en el banderazo previo a la ida de la final de la Copa Libertadores, la primera vez en la historia que dicha instancia enfrenta a River Plate y Boca Juniors, el superclásico argentino.

El encuentro estaba programado para este sábado pero la CONMEBOL decidió suspenderlo por el estado del césped de la Bombonera y de sus calles aledañas, después de la lluvia que cayó durante toda la jornada en Buenos Aires.

[Más información: Así se vivirá el Boca - River en España: Madrid se prepara para la fiesta de la Libertadores]