Ultras del Marsella en Lyon.

Ultras del Marsella en Lyon.

Champions League CHAMPIONS LEAGUE

La UEFA excluye al Olympique de Marsella de la Europa League

Mano firme por parte de la UEFA. El máximo organismo del fútbol europeo ha sancionado al Olympique de Marsella por los altercados que protagonizaron algunos de sus aficionados en la final de la Europa League. El club francés queda excluido de la Champions League y deberá pagar una multa de 100.000 euros, así como las reparaciones de los destrozos en el Parc Olympique Lyonnais, sede de la citada final.

Incidentes en la final

El partido finalizó con victoria del Atlético por 0-3, gracias al doblete del delantero francés Antoine Griezmann en los minutos 21 y 49, así como el gol del centrocampista español Gabi Fernández en el 89'. Los rojiblancos levantaron así su tercera Europa League tras las conquistadas en la temporada 2009/2010 y la 2011/2012.

Sin embargo, el duelo no estuvo exento de polémica, principalmente debido a una serie de altercados en los aledaños del estadio, así como al hecho de que ambas aficiones encendieran bengalas dentro del campo. Esto le valió a los colchoneros para ser sancionados con el cierre parcial de 3.000 asientos en el estadio Wanda Metropolitano, así como una multa de 2.000 euros.

Sanción firme

Sin embargo, la peor parte ha caído del lado del conjunto galo, pues fueron sus aficionados los principales responsables de los incidentes. Es por ello que la UEFA ha dictaminado expulsar al Marsella de cualquier competición europea durante dos años. Al haber logrado la cuarta plaza en la Ligue 1, habrían repetido participación en Europa League.

Además de ello, deberá pagar una multa de 100.000 euros y las reparaciones del estadio del Olympique Lyon, donde se celebró la final. Un nuevo ejemplo de lo que acarrea el mal comportamiento de los aficionados. El Marsella se queda así sin Europa League, a la cual había accedido tras quedar por detrás del PSG, el Mónaco y el Olympique Lyon. Esto se debe a que en Francia solo los tres primeros clasificados acuden a la máxima competición continental.