Luis Enrique dirigiendo a la Selección en Mestalla

Luis Enrique dirigiendo a la Selección en Mestalla EFE

Fútbol SELECCIÓN ESPAÑOLA

Las emotivas reacciones al fallecimiento de la hija de Luis Enrique

Rostros del deporte y de la sociedad española han mostrado sus condolencias al exseleccionador nacional.

El fallecimiento de Xana, la hija de nueve años de Luis Enrique, por un osteosarcoma, ha sacudido el mundo del deporte y a la sociedad española. La trágica noticia ha provocado decenas de reacciones de exjugadores suyos, otros rostros del fútbol y alejados de los terrenos de juego e incluso políticos y otros personajes públicos.

La Real Federación Española de Fútbol Profesional ha querido trasladar su cariño al técnico que ha liderado de la Selección desde julio de 2018 y precisamente dejó apartado su trabajo como seleccionador para estar al lado de su hija. 

Los clubes de la competición nacional de Liga también han mostrado sus condolencias. El equipo de su vida, el F.C Barcelona, ha sido uno de los primeros. El Real Madrid se ha unido a todos los mensajes de ánimo.

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha sido uno de los primeros en reaccionar a la muerte de Xana: "No hay palabras que puedan acompañar en este dolor", escribía Sánchez. Otros políticos como Albert Rivera o Pablo Casado se han sumado a las condolencias.

"No hay palabras para expresar el dolor ante la pérdida de la pequeña Xana... Mucha fuerza para Luis Enrique y su familia en este momento tan duro y tan terriblemente injusto en la vida de unos padres", escribía Rivera.

Deportistas como Rafa Nadal o Sergio Ramos han mostrado su pésame: "Nos tienes a tu lado siempre", afirmaba el de Camas. También lo ha hecho Luis Suárez, que entrenó bajo sus órdenes en el conjunto culé: "Mucha fuerza Luis Enrique, Elena y familia". 

También lo ha querido La Liga: "LaLiga desea transmitir sus condolencias a Luis Enrique Martínez, así como a toda su familia", escribían en su perfil de Twitter.

[Más información: Luis Enrique anuncia la muerte de su hija de nueve años por un tumor óseo]