VAR

VAR

Fútbol VIDEO ARBITRAJE

Se buscan técnicos para el VAR de La Liga: las ofertas de Hawk Eye para trabajar esta temporada

La nueva empresa proveedora del sistema de videoarbitraje para la Primera y Segunda División del fútbol español trabaja como si fuera un equipo más para completar su plantilla.

Noticias relacionadas

Hawk Eye Innovations, proveedora de la tecnología del VAR en el Mundial del Rusia, la Champions League y algunas ligas europeas como la Premier League, remplazará esta temporada a Mediapro al frente de la gestión técnica de los sistemas con los que se operan en el videoarbitraje.

La RFEF le adjudicó a Hawk Eye la concesión del sistema de videoarbitraje para la temporada 2019/2020 por su "gran experiencia" en las grandes competiciones internacionales de fútbol. Al reto de estrenar tecnologías como la línea del gol en una competición española, la compañía tendrá que desplegar sus sistemas en todos los partidos de Primera y Segunda División que se disputen cada jornada.

A través de su página web, y en redes sociales como LinkedIn, Hawk Eye anuncia hasta un total de 17 ofertas de empleo. En los anuncios ofertan el puesto de trabajo de "Operador de sistemas de Futbol - VAR (Arbitro Asistente de Video)" en diferentes ciudades españolas con equipos en alguna de las dos grandes divisiones del fútbol nacional.

Empleado del VAR de Hawk Eye

Empleado del VAR de Hawk Eye

Tres meses de búsqueda

Algunas de las ofertas de Hawk Eye para España llevan publicadas desde hace tres meses, aún con la cantidad de personas inscritas. El número de candidatos oscila entre los 80 en la oferta para Barcelona y los 20 que se han apuntado para trabajar en Almendralejo (Badajoz). A pesar de que queda menos de una semana para el comienzo de la jornada 1 en Primera y Segunda División, la mayoría de puestos siguen vacantes y las ofertan siguen públicas y aceptan nuevas candidaturas.

Hawk Eye busca Operadores de sistemas de fútbol-VAR en: Las Palmas de Gran Canaria, La Coruña, Palma de Mallorca, Elche, Almería, Málaga, Sevilla, Almendralejo, Gijón, Valladolid, Pamplona, Bilbao, Zaragoza, Barcelona y Valencia.

En la oferta se explica que "como parte del departamento de Fútbol, serás parte integral de nuestras operaciones globales y, de vez en cuando, ayudarás a respaldar el suministro regional de tecnología".

Skomina, en el VAR durante el PSG - Manchester United de la Champions

Skomina, en el VAR durante el PSG - Manchester United de la Champions Reuters

Entre las tareas que tendrán que afrontar los futuros trabajadores de Hawk Eye, en la oferta se recogen: "Configurar el sistema de revisión de vídeo, llevar a cabo comprobaciones previas al partido de los sistemas de acuerdo con los procedimientos estándares, mantener contacto con oficiales de partidos y emisoras anfitrionas tanto en el sitio como de forma remota, operar con las tecnologías durante el partido, construir y mantener nuestro hardware y equipo e investigar y desarrollar nuevos proyectos y nuevos sistemas".

Entre los requisitos no se recoge ningún titulación específica sino que se limitan a solicitar cosas como: "Una sólida base técnica, idealmente con un título en ciencias, tecnología, matemáticas o ingeniería o experiencia equivalente relevante", "Conocimiento experto de fútbol y pasión por el juego" y por supuesto "competencia laboral en inglés".

Los problemas de Hawk Eye

Hawk Eye Innovations desarrolla, comercializa y ofrece desde hace años las herramientas de arbitraje más sofisticadas en el deporte. La compañía ofrece servicios a 17 de las 20 mejores ligas deportivas más importantes del mundo al margen de las competiciones internacionales de FIFA y UEFA.

A pesar de su reputación, Hawk Eye ha estado en el ojo del huracán y ha sido criticada por la aplicación de sus sistema en el videoarbitraje del fútbol. Uno de los casos más recientes y sonados sucedió en la Liga de Campeones de África. La Confederación Africana de Fútbol (CAF) tuvo que intervenir en el resultado del encuentro de vuelta de la final que se disputaba entre el Wydad de Casablanca (Marruecos) y el club Espérance Sportive (Túnez), disputado el pasado 31 de mayo, debido a que el VAR, cuyo gestor era Hawk Eye, no había funcionado durante el partido.

El colegiado del encuentro intentó revisar un gol del jugador del Espérance, Walid El Karti, que, según los rivales del equipo marroquí, había sido en fuera de juego. El árbitro no pudo consultar el VAR al no funcionar, lo que provocó que los jugadores del Wiyad se negaran a volver al terreno de juego. Tras casi 90 minutos de parón el partido se suspendió y posteriormente la CAF acabó anunciando que el conjunto tunecino era proclamado ganador del partido y, por lo tanto, campeón de la competición.

No ha sido la única ocasión en que la tecnología de Hawk Eye que ahora se estrenará en La Liga ha sido puesto en duda. Durante su aplicación en la Bundesliga, la FA Cup o la Ligue-1 también se han producido situaciones polémicas por su aplicación en la resolución de jugadas conflictivas y dudosas.

[Más información: Confirmado el árbitro que dirige el Celta - Real Madrid de la jornada 1 de La Liga]