Pepe Guardiola y Manuel Pellegrini

Pepe Guardiola y Manuel Pellegrini

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

La vergüenza de Guardiola: 607 millones gastados en el City para no superar a Pellegrini

Tras tres temporadas, el entrenador español ha sido incapaz de llevar a su equipo a las semifinales de la Champions League; el chileno si. 

"No vine al Manchester City para ganar la Champions League", comentó Guardiola este martes antes de jugarse el pase a las semifinales de la competición. Como si de una crónica de una muerte anunciada se tratase, Pochettino acabó con el sueño de los seguidores del City, que fracasó una vez más en Europa. 

El City de Pep Guardiola cayó este miércoles en los cuartos de final de la Champions League ante el Tottenham, un equipo que no ha desembolsado ni un euro en lo que se refiere a fichajes esta temporada. Tercer año consecutivo en el que el equipo inglés no consigue estar entre los cuatro mejores equipos de Europa y todo ello bajo el mando en el banquillo del entrenador español. 

El entrenador catalán recaló al Manchester City en la temporada 2016/2017 tras su paso por el Bayern, donde estuvo tres años cayendo en semifinales tras coger un equipo alemán que había hecho triplete con Jupp Heynckes. Decidió emprender una nueva aventura en el equipo de Manchester relegando así a Manuel Pellegrini

Pellegrini, menos gasto en fichajes y más lejos en Champions

El entrenador chileno llevó al City en su última temporada a las semifinales de la Champions League, algo histórico, donde cayó eliminado por el Real Madrid, que a la postre conquistaría 'La Orejona' ante el Atlético de Madrid, equipo que eliminó al Bayern de Guardiola.

El exentrenador blanco permaneció en los banquillos del equipo inglés tres temporadas donde gastó 412 millones en 19 fichajes. Kevin De Bruyne, que vino del Wolfsburgo, fue el más caro costando 76 millones. Sterling y Otamendi fueron también dos de los jugadores más costosos del equipo inglés. El balance fue dos Copas de la Liga y una Premier League.

Guardiola y el objetivo de ganar la Champions League

Pellegrini dejó al entrenador catalán un equipo que compitió bien en Europa, pero que tuvo la desgracia de enfrentarse en su última temporada al Real Madrid. Guardiola recaló en el equipo de Manchester dejando claro que iba a implantar la filosofía que dejó en el Barcelona y en el Bayern.

Tras tres temporadas y 607 millones gastados en 25 fichajes, el balance es de dos Copas de la Liga, una Community Shield y una Premier League, un balance bastante pobre para un entrenador que fue fichado para ganar, o al menos competir entre los mejores, en la Champions League. Pero nada más lejos de la realidad, eso no se ha cumplido. 

En el equipo azulgrana ganó dos Champions, la última en la temporada 2010/2011. Tras la eliminación ante el Tottenham, el entrenador catalán suma siete temporadas consecutivas -una con el Barça, tres con el Bayern y las mismas con el City- sin llegar a una final de la Copa de Europa

Cero títulos en su primera temporada

En su primer año con el City, el equipo inglés cayó en los octavos de final ante un equipo bastante inferior como era el Mónaco. El desembolso, en lo que se refiere a los fichajes, había sido tremendo llegando a los 213 millones.

Stones y Sané se habían convertido en compras muy caras superando los 100 millones en ambos. También recalaron hombres como Gabriel Jesús, Gündogan o Claudio Bravo. El resultado fue cero títulos, tanto a nivel nacional como internacional. 

Klopp acaba con Guardiola

En la temporada 2017/2018, el Manchester City gastó un total de 317 millones en 10 fichajes. El más caro fue el defensa Laporte, que fue comprado al Athletic por 65 millones de euros. Los casi 320 millones de euros desembolsados hacían presagiar a un City que podría ser capaz de llegar, al menos, a las semifinales de la Champions. 

Pero el Liverpool de Klopp apareció en escena y eliminó en cuartos de final al City. A Guardiola le acabó salvando las conquistas de la Premier League, de la Copa de la Liga y de la Community Shield. 

Otro ridículo en Europa

77 millones y la llegada de cuatro jugadores. Mahrez recaló en el City por 68 millones y nunca ha sido un fijo en los onces iniciales de Guardiola. Con la conquista de la Copa de la Liga, y luchando por la Premier League, el City se plantó en cuartos de final de la Champions League. Su rival era el Tottenham en una eliminatoria donde el equipo de Manchester era favorito. 

A pesar de que Guardiola dijese que no había venido al City a ganar la Champions, su obligación era estar entre los cuatro mejores equipos de Europa. Pero de nuevo un equipo inglés se plantó en su camino dejándole fuera. 

Con la Premier en el aire, el City puede acabar ganando solo la Copa de la Liga y la Communnity Shield, un balance escaso para un equipo que este año estaba obligado, al menos, a llegar a las semifinales de la Champions. 

[Más información: Así celebró Guardiola el gol de Sterling: como un loco por la banda antes de que fuese anulado]