Danny Rose durante un calentamiento con una camiseta contra la discriminación y el racismo

Danny Rose durante un calentamiento con una camiseta contra la discriminación y el racismo REUTERS

Fútbol PREMIER LEAGUE

La desgarradora confesión de Danny Rose: quiere dejar el fútbol, "harto" del racismo

El futbolista del Tottenham asegura estar cansado de ser víctima de insultos en los terrenos de juego.

El racismo sigue golpeando al fútbol. En las últimas semanas, este deporte se ha visto empañado por fuertes polémicas como la que tuvo que vivir recientemente el joven Moise Kean frente a los ultras o los insultos dirigidos a Sterling en Macedonia. Danny Rose, lateral del Tottenham ha mostrado su hartazgo por los recientes acontecimientos en distintos diarios ingleses.

"He tenido suficiente", sentenciaba el futbolista de 28 años de edad. No es el único que ha mostrado su descontento con todos estos casos racistas, pero sí que se haya planteado directamente su retirada.

Dada su edad, esta última opción parece complicada:"Me quedan cinco o seis años de fútbol y no puedo esperar a que llegue el día. Solo quiero disfrutar del fútbol todo lo que pueda. Hay mucha política en el fútbol y para ser sincero, no puedo esperar para a que esto acabe".

En lo que va de temporada, Danny Rose ha disputado 27 partidos, de los cuales 21 fueron en la Premier League. Ha ido intercalando su posición principal, la de lateral izquierdo, con la de carrilero, dependiendo de las bajas y la profundidad que Pocchetino le quiera dar a su conjunto.

Thuram, Depay... las críticas al racismo desde el fútbol

Pero si ha habido un gesto que ha indignado a los futbolistas es el de Bonucci. El defensa de la Juventus realizó un desafortunado comentario sobre lo ocurrido en Cagliari que dejó a sus compañeros de profesión terriblemente defraudados. Incluso, Lilian Thuram, leyenda de La Vecchia Signora tuvo que intervenir.

Memphis Depay, extremo del Olympique de Lyon se dirigió al italiano con un tuit en el que le demandaba una rectificación: "Como capitán de la Juventus, estoy decepcionado por tu reacción, el chico puede regocijarse como quiera. Su papel es esencial para su equipo y juega con gran orgullo por su país Italia. Debe ser respetado por esto. ¡No estaremos callados! #DiNoAlRacismo".

[Más información: "Que sois unos hijos de puta...": Jesús Gil, el villano más querido de España, en 31 barbaridades]