Football Leaks

Football Leaks

Fútbol FÚTBOL

Así son los casos de Football Leaks que han sacudido el mundo del fútbol durante 2018

Football Leaks no ha descansado durante este 2018. La versión futbolística de la conocida web, WikiLeaks, que revela datos, documentos e información exclusiva, ha destapado varios escándalos en los últimos 365 días.

Jugadores, presidentes y representantes han ocupado la primera línea de la actualidad por irregularidades en sus gestiones deportivas y de patrimonio. Infantino, Messi, el fair play financiero del Paris Saint Germain o la creación de una 'Superliga' entre los mejores clubes europeos, han sido algunos de los asuntos que se han conocido este año.

Estos han sido los casos más sorprendentes que ha desvelado el portal digital en 2018:

El Barça pagó la multa de Hacienda a Messi

La historia del argentino con la Agencia Tributaria española se remonta a 2016. En ese año, esta misma web reveló que Leo Messi había defraudado entre 2007 y 2009, 4,1 millones de euros procedentes de los ingresos que obtuvo por la explotación de sus derechos de imagen. La decisión del futbolista fue regularizar los pagos a través de su fundación y tributar estas cantidades como parte de su salario, en una operación en la que también estaban involucrados los directivos del club.

Bartomeu y Messi, durante el acto de renovación del argentino con el FC Barcelona

Bartomeu y Messi, durante el acto de renovación del argentino con el FC Barcelona EFE

El pasado mes de enero, Football Leaks desveló que esos pagos no solo no corrieron a cuenta del jugador, sino que fue su club, el FC Barcelona, el que le adelantó los 12 millones de euros procedentes del IRPF para poder regularizar su situación con el fisco. La información desveló que este dinero, adelantado por la entidad, nunca lo llegó a abonar el futbolista. Ambas partes acordaron el préstamo que Messi debía devolver en 24 pagos hasta 2022, pero que nunca lo llegó a hacer por temor a que el argentino renunciase a renovar con el equipo azulgrana.

Platini e Infantino, salpicados por la corrupción

Según publicó Football Leaks el pasado mes de noviembre, el Paris Saint Germain y el Manchester City eludieron el control al fair play financiero con el consentimiento de Michelle Platini, expresidente de la UEFA, y Gianni Infantino,  que en el año 2012 ostentaba el cargo de secretario general y actualmente es presidente de la FIFA.

El diario alemán Der Spiegel dio a conocer la reunión que tuvo el dirigente suizo con Nasser Al-Khelaïfi, presidente de la entidad parisina, tras conocerse que el PSG ingresó 1.800 millones de euros de manera irregular por parte del estado de Qatar. La información detalla cómo Platini e Infantino hicieron que el caso no llegase a la Cámara de Adjudicación, organismo al que le correspondía tomar una decisión definitiva, y que la resolución fuese directamente tomada por el máximo mandatario de la FIFA.

Michel Platini durante un acto

Michel Platini durante un acto Reuters

El caso del Manchester City es similar al del equipo francés. El equipo inglés, supuestamente, sorteó el posible control de la UEFA al fair play financiero mediante un trato con Infantino. Ante el revuelo suscitado con esta publicación, ambos acordaron que desde la institución futbolística “se diera una advertencia con apariencia de elemento disuasivo pero que no afectase de manera fundamental al negocio del club”.

Ambas entidades fueron advertidas por la UEFA de su expulsión de la Liga de Campeones por estas supuestas irregularidades, aunque de momento desde el organismo no se ha pronunciado ningún responsable sobre si esta advertencia se llevará finalmente a cabo.

La Superliga, para acabar con la Champions

Durante el pasado mes de noviembre salió a la luz el proyecto ideado por los grandes clubes europeos de crear una competición al margen de la Champions League. Esta idea, de la que se lleva hablando varios años, estaría compuesta de 16 equipos, de los cuales once (Real Madrid, Barcelona, Manchester United, Manchester City, Chelsea, Arsenal, Liverpool, PSG, Bayern, AC Milan y Juventus) serían fundadores y cinco (Atlético de Madrid, Borussia Dortmund, Inter de Milán, Roma y Olympique de Marsella) como equipos invitados.

Los equipos que conformarían este nuevo campeonato crearán la Superliga para el año 2021 porque no están contentos con los ingresos que obtienen por participar en la Champions y buscan renovar su formato.

Hay voces que señalan que esta nueva competición acabaría por romper la igualdad en las competiciones domésticas, pues los participantes en este nuevo torneo tendrían acceso a unos elevados ingresos de los cuales sus competidores se verían privados, agrandando la brecha ya existente entre ambos.

Yannick Carrasco durante un encuentro con el Atlético. / Efe

Yannick Carrasco durante un encuentro con el Atlético. / Efe

El Atlético usó a Carrasco como aval bancario

La última exclusiva desvelada por Football Leaks el pasado 6 de diciembre tiene como protagonistas a Yannick Carrasco y al Atlético de Madrid. Según publicó el diario De Staandard, el traspaso del futbolista belga al conjunto rojiblanco estuvo precedido la adquisición de un crédito de 85 millones de euros que la entidad presidida por Enrique Cerezo solicitó a la Junta de Inversiones del Plan de Pensiones de Canadá y ante la que fijó como aval los derechos del jugador.

Además, la web desveló que el Mónaco, equipo en el que militaba Carrasco hasta su llegada a Madrid, asumió la venta del futbolista en dos años, por lo que el equipo monegasco se guardó un 25% del posterior traspaso al Daliang Yifang chino y reservó un 5% del valor de este traspaso a su agente.