Un exfutbolista colombiano es sentenciado por lavado de dinero en EEUU

Un exfutbolista colombiano es sentenciado por lavado de dinero en EEUU EFE

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

Un exfutbolista colombiano es sentenciado por lavado de dinero en EEUU

La fiscalía estadounidense ha informado de que dos ciudadanos colombianos fueron sentenciados en Atlanta (Georgia) por su participación en un complejo sistema de lavado de dinero proveniente del narcotráfico. Uno de ellos ha sido el exfutbolista del América de Cali, Jhon Jiménez Guzmán.Este llegó a jugar con la selección juvenil de Colombia, con la cual se coronó campeón de América en el año 1987. Ahora deberá cumplir una condena de cárcel de seis años y seis meses de prisión, además de otros tres años de libertad bajo vigilancia bajo cargos de lavado de más de un millón de dólares.Por su parte, el también colombiano Fernando Vidal González, fue sentenciado a ocho años y un mes de prisión más tres años de libertad vigilada. A estas dos sentencias hay que descontar los diez meses de cárcel que ya cumplieron en el país sudamericano antes de su extradición a EEUU en el 2017.El antiguo defensa cafetero se declaró culpable de lavado de dinero el pasado 19 de junio, mientras que Vidal González lo fue el 6 de julio. "Vamos a continuar llevando ante la justicia a aquellos que operan redes sofisticadas de lavado de dinero, aún si están operando desde otros países", advirtió el fiscal Byung J. Pak.

Proceso utilizado para el lavado de dinero

Tal y como comunicó el fiscal, la red funcionaba bajo un esquema conocido como Black Market Peso Exchange (BMPE). Un sistema complejo de lavado de dinero en el que los fondos procedentes del tráfico de drogas y otras actividades ilegales se introducían en el sistema financiero a través de depósitos en efectivo y luego se transfería a cuentas de banco.De acuerdo con la evidencia presentada por la fiscalía, los acusados habrían indicado desde Colombia a una persona en el país americano que abriese una cuenta bancaria en la que se debía de depositar la cuantía que le fueron enviando en paquetes de hasta un total de 100.000 dólares. Después de hacer las entregas de dinero en estaciones de gasolina, clubes nocturnos y parques, la persona asignada en Estados Unidos depositaba y transfería el dinero a cuentas y negocios en el país así como en México, Colombia y China.