Duras amenazas de un padre a un árbitro tras un partido de cadetes en Asturias

Duras amenazas de un padre a un árbitro tras un partido de cadetes en Asturias

Fútbol FÚTBOL

Un padre amenaza de muerte a un árbitro de cadetes en Asturias

Noticias relacionadas

Lamentables las imágenes sucedidas en Asturias durante este fin de semana. Sucedió durante un partido de categoría cadete, disputado entre niños de 14 y 15 años, entre el San Claudio y el Real Oviedo B en el campo José Ramón Suárez Fernández. El Oviedo ganaba 0-2 el partido y a la conclusión, el colegiado, Moisés Pevida Fernández, recibió amenazas de un padre de un jugador del equipo local, que comenzó a insultar al árbitro. 

"Te voy a arrancar la cabeza", "eres un hijo de puta", "te voy a matar" o "estás para plantar lechuga" son algunas de las frases que recoge el acta arbitral. Un aficionado grabó con su móvil unos segundos de las escena, donde se puede ver al hombre fuera de sí encarándose con el árbitro, que aguanta la situación.

"Estaba siendo un partido normal y corriente, sin nada extraño. Cuando salgo del campo, paso por la puerta de metal y me encuentro con ese señor. Se me empieza a encarar, a llamarme hijo de puta y tuvo un par de intentos de ir a por mí, pero sin llegar a atreverse del todo. El vídeo que ha trascendido empieza tarde, porque llevaba más tiempo insultándome", ha declarado Pevida Fernández a La Nueva España.

Un episodio de falta de educación

El colegiado, que lleva nueve años arbitrando, aseguró también que: "Intento que estas cosas no me afecten, la gente en el campo alucinaba con lo que había pasado. Creo que situaciones así, sobre todo, se dan por falta de educación". El San Claudio no tardó en desaprobar esta situación y ya ha anunciado que el hombre no volverá a entrar en el campo, añadiendo además que se encontraba bajo los efectos del alcohol.

"Estoy arrepentido y le pido perdón"

Braulio Fernández, que así se llama el padre, aseguró a La Nueva España tajantemente que no había consumido alcohol: "No iba borracho, no llegué a pisar el bar. Además, también se disculpa, pero niega haber amenazado de muerte al árbitro: "Eso no lo dije. No le amenacé de muerte. Me enfadé porque pitó a favor del Oviedo todo el tiempo. Hasta los rivales lo decían. Amonestó a mi hijo sin razón. Pido perdón, pero se han dicho mentiras. No bebí".