Rafinha se lamenta tras su fallido pase.

Rafinha se lamenta tras su fallido pase.

Fútbol FC BARCELONA

Rafinha manda el balón de un niño a un árbol en su visita a Estambul

Noticias relacionadas

Encontrar un balón suelto por la calle es sinónimo de querer rematarlo y demostrar cierta pericia con el cuero. Los futbolistas de élite no son diferentes, y aprovechan cualquier oportunidad para no perder la forma, como Rafinha Alcántara, que disfruta de sus días libres en Estambul junto al exazulgrana Arda Turan. Aunque en el caso del brasileño no pudo presumir de su calidad y acabó mandando el balón de un pobre niño a lo más alto de un árbol.

Ver esta publicación en Instagram

Sorryyy boys!!! It's my day #whonever

Una publicación compartida de Rafinha Alcantara (@rafinhaaa93) el 8 Sep, 2018 a las 8:39 PDT

Fue mientras paseaba por las calles de la capital turca con Turan, cuando el balón de unos niños que jugaban en un parque se cruzó en su camino. Rafinha no dudó en devolverles la pelota, aunque el desenlace no fue el mejor. El hijo de Mazinho no dudó en tomarse el momento con humor: "Lo siento chicos, es mi día libre", justificó el brasileño en su perfil de Instagram.

Turan y sus largas 'vacaciones'

El futbolista turco abandonó el FC Barcelona el pasado 13 de enero y puso rumbo al Estambul Başakşehir FK, donde juega en calidad de cedido. Aunque hay que decir que Arda Turan no sabe lo que es vestirse de corto desde el pasado mes de mayo, cuando fue sancionado nada menos que con 16 partidos por conducta antideportiva.

Fue en el partido entre el Estanbul y el Sivasspor, cuando Turan empujó primero al juez de línea y posteriormente insultó y amenazó al árbitro tras ser expulsado. La Federación de Fútbol de Turquía (TFF) hizo pública la sanción: diez partidos por la agresión al árbitro asistente, tres por los insultos y otros tres más por las amenazas tras la expulsión. La sanción supuso un castigo récord en el fútbol turco y fue acompañada además por una multa económica de 7.700 euros.