Unai Emery, entrenador del Arsenal.

Unai Emery, entrenador del Arsenal. REUTERS

Fútbol PREMIER LEAGUE

Los curiosos métodos de preparación de Unai Emery: prohibiciones a sus jugadores

Noticias relacionadas

Tras dos temporadas sin pena ni gloria en el PSG, Unai Emery daba el salto a otra gran liga. La Premier League es el último gran reto del técnico vasco y el Arsenal donde intentará darle una nueva identidad al equipo tras la marcha del histórico Arsene Wenger. Por ahora tan solo acumula una victoria en tres jornadas de la Premier League, aunque cualquier error a estas alturas puede llegar a ser insignificante en unos meses.

En su camino por renovar al conjunto gunner, Emery ha revolucionado no solo la forma de entrenar del equipo, sino también lo que comen. Así, según publica el diario Mirror, el entrenador español ha prohibido a sus jugadores el consumo de zumo de frutas ya que contiene un alto contenido en azúcares y puede influir en su rendimiento sobre el campo. 

Además ha organizado sesiones de entrenamiento más intensas, sesiones individuales con jugadores y también ha reforzado el trabajo en el gimnasio, situado en el cuartel general de London Colney.

En su día, Arsene Wenger también quiso controlar lo que sus jugadores comían, aunque el técnico francés pasó un poco más por alto ciertos caprichos, como las tartas o las golosinas, que aportaban alto contenido de carbohidratos. El pollo al horno y las verduras y pescado al vapor fue la dieta que Wenger implantó a los suyos allá por 1996.

Guardiola y sus prohibiciones

Parece que el salto a la Premier League cambia a los entrenadores. Un buen ejemplo de ello es Pep Guardiola, que a su llegada al Manchester City implantó una serie de prohibiciones que no fueron muy aceptadas por los futbolistas citizens.

Mantener relaciones sexuales a partir de medianoche, el consumo de alimentos como la pizza (también los zumos de frutas), el aislamiento absoluto de cualquier red WIFI dentro del estadio del City o el desayuno en equipo antes de los entrenamientos son algunas de las medidas que patentó el técnico catalán a su llegada a Inglaterra.