Ultras de la Lazio en la Curva Nord. Foto: sslazio.it

Ultras de la Lazio en la Curva Nord. Foto: sslazio.it

Fútbol SERIE A

El mensaje machista de los ultras de la Lazio que ha causado polémica en Italia

Noticias relacionadas

La Lazio es uno de los clubes cuyos ultras se encuentran entre los más polémicos del mundo. El principal es conocido como Irriducibili, el cual se ubica en la Curva Nord del Estadio Olímpico de Roma, feudo del conjunto italiano. Es en este campo donde este sábado 18 de junio ha saltado una polémica que ha demostrado, una vez más, la ideología de los citados ultras.

La nota que repartió el grupo Diabolik Pluto, ultras de la Lazio

La nota que repartió el grupo Diabolik Pluto, ultras de la Lazio

En plena disputa de la primera jornada de la Serie A, la Lazio recibía al Nápoles, quien se acabó llevando el encuentro por 1-2. Sin embargo, el hecho que restó protagonismo al fútbol fue una serie de pnafletos repartidos en la Curva Nord que rezaban el siguiente mensaje:

"La Nord representa un lugar sagrado para nosotros. Es un ambiente con un código no escrito que hay que respetar. Las primeras filas las vivimos como si fueran una trinchera, por eso no admitimos mujeres, esposas ni novias, y las invitamos a ubicarse a partir de la fila diez. Quien elige el estadio como alternativa a una salida romántica a Villa Borghese, que se vaya a otro sector".

El escrito es firmado por Diabolik Pluto, otro grupo ultra minoritario de la Lazio, llamado así en honor a Fabrizio Piscitelli, antiguo líder de los Irriducibili detenido en 2013 por tráfico de drogas y que usaba el apodo 'Diabolik'.

Sin sanción

La polémica ha sido mayoritaria, provocando que Arturo Diaconale, director de Comunicación de la Lazio, saliera a dar explicaciones: "Siempre hemos estado en contra de cualquier tipo de discriminación. Sabemos que desde siempre hay presencia femenina, no muy grande, pero sí la hay. Las hinchas de Lazio son muchísimas y hacen sentir su voz. La octavilla que apareció ayer es una iniciativa fallida de una minoría".

Sin embargo, en unas declaraciones al diario El País, el directivo da a entender que el club no tomará medidas contra sus ultras por tal acción: "No somos un órgano de policía y tampoco se ha cometido un delito. Lo que podemos hacer es repetir una vez más que esas iniciativas hacen daño no al club, que no tiene que ver con eso, sino al buen nombre de la hinchada".