Rubiales explica la postura de la RFEF junto a Sevilla y Barça.

Rubiales explica la postura de la RFEF junto a Sevilla y Barça. Carmelo Rubio EFE

Fútbol

El CSD decidirá el formato de la Supercopa de España entre Barça y Sevilla

La negativa del conjunto hispalense a que el título se dispute a partido único y en territorio neutral obliga a que sea el organismo el que dicte sentencia.

El presidente del Sevilla, José Castro, ha afirmado este jueves en rueda de prensa que el club hispalense se negará a disputar la Supercopa a un partido, tal y como había propuesto la RFEF, debido a que debe "cumplir el compromiso que tiene con sus "socios y jugar en el Sánchez Pizjuán un partido que es de abono".

Castro ha solicitado que el primer título de la temporada 2018-19 se dirima "a dos partidos, el 5 y el 12 de agosto, que eran las fechas inicialmente previstas" aunque está resignado a que "terminará decidiendo el Consejo Superior de Deportes, que es una instancia superior".

La Federación Española proponía deslocalizar a Tánger (Marruecos) la sede de esta Supercopa que, extraordinariamente, se pretendía dilucidar a partido único el domingo 12 de agosto, pero Castro explicó que ha "dicho que no porque el calendario estaba prefijado y el partido estaba incluido en el abono de la temporada".

La RFEF dio a conocer su idea a unos y a otros durante la reunión mantenida en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y que contó con la presencia del presidente Luis Rubiales, del responsable de Relaciones Institucionales y Deportivas del Barcelona, Guillermo Amor, del CEO del club azulgrana Óscar Grau, del presidente del Sevilla, José Castro, y del director general del conjunto andaluz, José María Cruz.

La postura de la Federación sobre la Supercopa

"La propuesta es sede neutral y el día 12. El día 9 el Sevilla si Dios quiere tiene un compromiso europeo y en tal caso tendríamos que dar como mínimo cuarenta y ocho horas de descanso. El Barcelona también lo ha entendido así y el día 12 es el idóneo y el elegido si ambos clubes lo deciden", explicó Rubiales posteriormente ante los medios. Finalmente, dada la negativa del Sevilla, el CSD decidirá si el título se disputa a partido único o a ida y vuelta.

La RFEF ha anunciado en una nota que, habida cuenta de la falta de acuerdo entre Barcelona y Sevilla, "elevará el asunto a la Junta directiva del 9 de julio". La RFEF "agradece" en la nota "el interés y la colaboración de la Real Federación de Fútbol de Marruecos", tras recordar que en la reunión de la tarde de este pasado jueves entre Barcelona y Sevilla no hubo acuerdo y que la Federación había propuesto deslocalizar a Tánger la sede del encuentro.

"De acuerdo con la dificultad de encontrar las fechas en el calendario, la RFEF propuso a los finalistas disputar el encuentro a partido único en territorio neutral el próximo 12 de agosto". El Barcelona aceptó, mientras que el Sevilla optó por mantener la celebración de la final a doble partido.

"En este escenario, la RFEF elevará el caso a la Junta Directiva del próximo 9 de julio, y agradece el interés y la colaboración de la Real Federación de Fútbol de Marruecos, que ponía a disposición el Estadio de Tánger, así como de las diferentes ciudades españolas que mostraron su disposición en las últimas semanas para albergar como sede la final de la Supercopa de España", finaliza la nota de la RFEF.