Andrés Iniesta se despide tras ser cambiado.

Andrés Iniesta se despide tras ser cambiado. Reuters

Fútbol

Andrés Iniesta se embolsará 36 millones de euros en botellas de vino

El centrocampista manchego tiene un acuerdo cerrado con el Chongqing Dangdai Lifan. Firmará por tres temporadas a razón de 27 millones de euros. 

Noticias relacionadas

Andrés Iniesta no ha firmado el contrato, pero el acuerdo está cerrado. El centrocampista del Barcelona jugará en el Chongqing Dangdai Lifan las próximas tres temporadas a razón de 27 millones de euros y percibirá, además, 36 kilos en vino, pues el propietario del club está obligado a comprar seis millones de botellas (a seis euros cada una) durante los tres próximos cursos. Así, el futbolista de Fuentealbilla se asegura expandir el negocio familiar y la denominación de origen La Mancha en Asia.


Con este acuerdo, y según el contrato al que ha tenido acceso el diario El Mundo, Andrés Iniesta triplicaría sus ingresos en China y percibiría (entre botellas de vino y salario) un total de 81 millones de euros netos en tres temporadas. Y, de paso, superaría en ganancias a Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar. El negocio, por tanto, es redondo.


A sus 34 años, el centrocampista ha querido cerrar su etapa en Europa. No ha querido fichar por ningún club que pueda competir en títulos con el Barcelona. Su idea, desde hace años –y como reconoce en su biografía en más de una ocasión–, siempre ha sido acabar su carrera lejos, en China, Estados Unidos o Emiratos Árabes. Finalmente, parece que sus últimos pasos los dará en Asia tras acabar la temporada con el conjunto azulgrana ganando el Doblete.


Antes, también, podría disputar el Clásico y se despedirá del Camp Nou en el último partido en casa del Barcelona. Después, pondrá rumbo a China a vender vino de su bodega, creada en 2010, y cuyos vinos (tinto y blanco) fueron bautizados como Corazón Loco (a 5’39 euros la botella individual y a 16’28 la versión Premium). El acuerdo también incluye la cesión del 50% de los derechos de imagen del jugador al club.


Lizhang, propietario del Chongqing Dangdai Lifan –que juega en la primera división china–, compró el 90% de las acciones del club en 2017 y también posee el 60% de las del Parma y es uno de los propietarios de los Timberwolves de Minesota de la NBA. Ahora, tendrá a su disposición a la joya de la corona del Barcelona. Y, con suerte, tras ganar un Mundial con España. ¡Viva el vino!