Aaron Feis salvó a varios estudiantes en el tiroteo de Florida.

Aaron Feis salvó a varios estudiantes en el tiroteo de Florida.

Fútbol

Aaron Feis, el entrenador de fútbol que se interpuso entre las balas y los alumnos en el tiroteo de Florida

También vigilante de seguridad del colegio, se colocó delante de un grupo de alumnos para que no le alcanzan los disparos. Se encuentra herido en un hospital.

Aaron Feis, un entrenador de fútbol, es uno de los héroes anónimos en el tiroteo en una escuela de Florida en la que han muerto 17 personas tras los disparos de un exalumno del centro, de 19 años, que irrumpió con un rifle semiautomático provocando una matanza.

Feis, también vigilante de seguridad del colegiofue herido al proteger de los disparos a varios de los estudiantes, mucho de los cuales se salvaron por la valentía de este hombre, entrenador de fútbol, al que trasladaron al hospital, en el que lucha por salvar su vida.

En medio de la desesperación, Aaron Feis se lanzó para proteger a los alumnos en un gesto heroico que ha trascendido. En un primer momento, al entrenador se le dio por muerto, pero trabajadores y familiares de otros compañeros negaron que hubiera fallecido. "Le dispararon, está herido, pero no muerto", escribió Jordan May, hijo de otro técnico de la escuela.

Feis, al que alumnos de la escuela de secundaria Marjory Stoneman Douglas de la ciudad de Parkland, lugar de la tragedia, le definen como "una persona callada, aunque cuando hay una broma divertida siempre se ríe", se recupera de las heridas sufridas por su gesto de coraje, en el que prefirió salvar a los estudiantes antes que a él.

Considerado ya como uno de los héroes de la tragedia, varios testigos afirmaron que Feis no dudó en ponerse delante de los alumnos en el momento que vio a Nikolas Cruz, el autor de la matanza, protegiendo así a los estudiantes de los disparos del asesino.

Al menos 17 muertos en un tiroteo en un colegio de Florida

Aaron Feis era uno de los guardias de seguridad del colegio, donde trabaja desde al menos ocho años, y del que dicen que haría todo "por la seguridad del colegio". El gesto en este tiroteo, protegiendo a los más jóvenes, niños de 14 a 19 años, demuestra su valentía y gesto de coraje.

En vídeos publicados en redes sociales se puede ver a estudiantes de la escuela protegiéndose mientras se escuchan varios disparos hechos con lo que se presume es un arma semiautomática y medios locales apuntan a que podría tratarse de un rifle AR-15.

Este tiroteo se produjo en el Día de San Valentín, que tradicionalmente es celebrado en los centros escolares de Estados Unidos para resaltar la amistad entre compañeros y profesorado.