Matías Messi, hermano mayor del futbolista.

Matías Messi, hermano mayor del futbolista. EFE

Fútbol

El hermano mayor de Messi sigue hospitalizado y bajo vigilancia policial

No declarará sobre su accidente náutico ni cumplirá prisión preventiva hasta que no se encuentre totalmente recuperado de sus heridas.

Matías Messi, hermano mayor de Lionel Messi, continúa hospitalizado y con vigilancia policial a la espera de que esté en condiciones de declarar sobre el confuso incidente que protagonizó el 30 de noviembre con su lancha, según informó la familia Messi este lunes a través de un comunicado.

Matías Messi fue hospitalizado en el Sanatorio Parque de Rosario tras asegurar haber tenido un siniestro náutico con la lancha que manejaba, que terminó totalmente cubierta de sangre. En el vehículo, las autoridades policiales encontraron un arma sin declarar.

En un comunicado de prensa, la familia del futbolista del Barcelona y la selección argentina explicó que se decidió "posponer la causa" hasta que Matías Messi "se encuentre en condiciones físicas y psicológicas aptas para aclarar con la precisión del caso lo sucedido".

El 2 de diciembre el hermano mayor del futbolista fue intervenido quirúrgicamente por lesiones en el rostro. "Matías no se encuentra en condiciones adecuadas de salud, tanto como para poder realizar un relato del accidente sufrido ante las autoridades como así también ante sus propios familiares y allegados dada la gravedad de sus lesiones", detalla el comunicado.

"La cuestión legal no ha sido resuelta, postergándose para el momento oportuno en el que Matías se encuentre en condiciones físicas y psicológicas aptas para aclarar con la precisión del caso lo sucedido en dicho siniestro", añade el texto.

Además, se informó de que Matías Messi seguirá hospitalizado con una vigilancia policial discreta hasta que tenga el alta médica. Una vez recuperado, se decidirá el lugar donde el hermano del capitán de la Albiceleste cumplirá la prisión preventiva.

Ignacio Carbone, uno de los abogados de la familia, negó a la radio El Mundo que el arma fuese de su defendido. "Lo descartamos desde un primer momento. La fiscalía deberá demostrarlo. Esto es materia de investigación. A Matías le encuentran a las cinco y media de la mañana y a la familia le avisan del hallazgo del arma a las seis de la tarde", dijo.

"Matías técnicamente no está detenido porque justamente lo que se hizo fue atenuar el efecto de la detención. Si no estuviese recuperándose estaría en su casa. Sí está con una prisión preventiva", precisó Carbone. El sábado 3 de octubre de 2015, Matías Messi fue detenido por efectivos de la Gendarmería (policía de frontera) que le confiscaron un arma sin declarar.