François Gallardo.

François Gallardo.

Fútbol

Piden cuatro años de cárcel para François Gallardo, extertuliano de 'El Chiringuito de Jugones'

La Fiscalía le pide también una multa de 6.000 euros por quedarse presuntamente con 12.000 euros de un compañero de tertulias de radio en varias cadenas catalanas.

François Gallardo, excolaborador del programa deportivo El Chiringuito de Jugones, podría entrar en la cárcel tras no presentarse a un juicio en la Audiencia de Barcelona en la que se le acusaba de estafa.

Según informa el diario El Mundo, la Fiscalía pide al peculiar tertuliano, que también se presentaba como agente FIFA, cuatro años de prisión y una multa de 6.000 euros por quedarse, presuntamente, con 12.000 euros de un compañero de tertulias de radio en varias cadenas catalanas.

El fiscal asegura que Gallardo y su víctima tenían una relación de confianza que llevó al segundo a darle tres entregas de 21.000 euros a cambio de la promesa de devolver una cantidad mayor en seis meses. Solo habría devuelto 9.000. El fiscal añade que François Gallardo actuó "guiado por el propósito de obtener un ilícito enriquecimiento patrimonial y aparentando una solvencia y seriedad profesional de la que carecía, haciéndose pasar por agente FIFA y fingiendo ser administrador" de una empresa, además de conocer que la víctima tenía problemas económicos.

El juicio estaba previsto para celebrarse este martes pero Gallardo no se presentó, alegando que estaba enfermo y que había cambiado hace 24 horas de abogado.El Tribunal decidió suspender el juicio hasta mayo. Juan Javier Antequera, abogado de la víctima, anunció que pedirá el ingreso en prisión del extertuliano de El Chiringuito de Jugones hasta la celebración del juicio considerando que ya ha puesto excusas para evitar declarar en el juzgado.

Gallardo, que cogió fama en España hace unos años cuando Josep Pedrerol le fichó para su programa de medianoche, en el que anunciaba de forma muy teatral el interés de los equipos en los jugadores, fue despedido por Atresmedia en 2015 acusado de lucrarse llevando público a los programas de El Chiringuito de Jugones, según informaron algunos medios.