Omar Fraile celebra su victoria en la decimocuarta etapa del Tour.

Omar Fraile celebra su victoria en la decimocuarta etapa del Tour. Reuters

Ciclismo TOUR DE FRANCIA

Omar Fraile se consagra en el Tour y consigue el primer triunfo español

El ciclista de Astana venció en Mende tras una gran persecución a Stuyven, al que adelantó a falta de dos kilómetros. El vasco rompe la sequía española en el Tour.  

Noticias relacionadas

Espectacular victoria de Omar Fraile (AST) en Mende en un final emocionante. El ciclista de Santurce consiguió adelantar a Stuyven (TFS) en las últimas rampas de la Cote de la Croix Neuve. Es el primer triunfo español desde 2016, cuando Ion Izagirre levantó los brazos en Morzine. [Así te hemos contada la decimocuarta etapa del Tour de Francia].

Antes que Fraile fue Gorka Izagirre (BHM) quien estuvo a punto de romper la sequía española. El guipuzcoano, que había formado parte de la escapada de la jornada, atacó a 65 kilómetros de meta en el Col de Croix de Berthel para quedarse solo en cabeza con Stuyven y Slagter (DDD). Una discusión con Slagter por quién debía tomar el relevo para mantener la ventaja de la fuga le dejó fuera de la lucha por la victoria. Cuando volvió a mirar a la carretera, a 34 kilómetros del final, Stuyven ya estaba solo. A 50 metros, a un cielo. 

Atraparle parecía imposible. Llegó a sacar dos minutos al grupo de escapados en el que estaban Fraile, Izagirre o Alaphilippe. En la Cote de la Croix Neuve comenzó la caza. Un minuto. 40, 30 segundos. 15 metros. Cada vez menos. "Había mucho viento de cara y sabía que Stuyven estaba sufriendo mucho", contó Fraile al acabar la etapa. "Tenía que probarlo. Cuando me vi solo a falta de 200 metros, sabía que la victoria era mía". Es su primer triunfo en el Tour, "lo más grande que puedes conseguir".

La guerra de los favoritos fue otra. Entraron a 18 minutos de Fraile, se reservaron para ese último puerto, Sky controló los tiempos. Y, como viene siendo costumbre en este Tour, nadie pudo con Geraint Thomas. Solo Primoz Roglic (TLJ) le recortó 8 segundos y ya está a 48 del podio. Por su parte, Nairo Quintana cedió 10 segundos y Mikel Landa, 29.

El alavés de Movistar aún se queja de la espalda —"todavía tengo bastantes molestias, estoy esperando al día de descanso (lunes) a ver si me recupero"— y, aunque lo intentó, se vio que todos estaban mejor que él. Sin embargo confía en los Pirineos: "Queda una semana de montaña. A ver si me recupero y puedo volver a intentar entrar en el podio". Todo pasa porque los británicos tengan allí un mal día.