Ricky Rubio debuta en la NBA

Ricky Rubio debuta en la NBA EFE

Baloncesto NBA

La carta de Ricky Rubio sobre la muerte de su madre: "Me volvía loco y pasé por depresión"

El jugador español confiesa que durante este tiempo su mente estaba "muy lejos" y culpaba a todo de su problema.

Noticias relacionadas

Ricky Rubio paso una dura etapa durante la temporada 2015/2016. El jugador de la NBA sufrió el fallecimiento de su madre por cáncer. Años después, ha decidido publicar una emotiva carta en The Players Tribune en la que relata estos complicados años. 

El español confiesa que durante este tiempo su mente estaba "muy lejos": "Pasaron dos meses más antes de que terminara la temporada. Hice lo que necesitaba hacer en la cancha. Pero fue muy difícil. Mi mente estaba muy lejos. Pensé en mi madre todo el tiempo. Después de nuestro último partido de la temporada con los Wolves, volé a casa nuevamente". 

"Mamá murió unas semanas después. Cuando alguien que amas muere, es como si una niebla te envolviera. Así fue para mí. Me sentí tan sin dirección.... Todos los años, cuando volvía a Minnesota para un campamento de entrenamiento, comenzaba todos los días de la misma manera: FaceTiming Mama", reconoce en su carta.

Ricky Rubio, con los Phoenix Suns

Ricky Rubio, con los Phoenix Suns Reuters

No obstante, todo cambió tras su muerte: "La primera temporada después de su muerte, me despertaba y pensaba en llamarla. Me hizo querer romper mi teléfono. Pero no pude borrar su número. Incluso le envié mensajes de texto a veces. Todavía lo hago. Durante un tiempo, sentí que me estaba volviendo loco, como si estuviera hablando conmigo mismo".

Además, reconoce que durante la mayor parte de ese año después, estaba "enojado" y culpó a muchas cosas como al baloncesto, a las personas a su alrededor por cómo se sentía... "Le eché la culpa a todo. Pasé por una depresión", agregó.

Ayuda profesional para solucionarlo

También afirma que después de lo sucedido, miró el baloncesto y la vida de "manera diferente". "Nada se sentía tan serio como solía hacerlo. Ya sabes, solo estamos jugando un juego ... Y a veces fue un alivio para mí salir y bailar y olvidarme de las cosas. Pero eso no funciona para siempre. Sentía que estaba pisando el agua lo mejor que podía, pero aún me ahogaba. No sé cómo explicarlo", apuntó.

Ricky Rubio asegura que tuvo que recurrir a ayuda profesional para solucionarlo: "No sabía cómo solucionarlo solo. Aprendí eso cuando finalmente recibí ayuda, cuando fui a hablar con un terapeuta".

"Por supuesto, una de esas cosas es seguir siendo el hijo de una mamá. Todos los días trato de hacer algo para hacerla sentir orgullosa. Eso es lo que se merece. Somos un equipo. Nos tenemos para siempre. Te quiero mamá", concluyó.

[Más información en: Ricky, Marc y los Hernangómez: los españoles se ponen de moda en la NBA tras el Mundial de China]