Leticia Dolera y Aina Clotet.

Leticia Dolera y Aina Clotet.

Cultura Series

¿Prescindió la feminista Leticia Dolera de una actriz por estar embarazada?: Clotet no lo desmiente

  • La cineasta prepara una serie para Movistar + llamada 'Déjate llevar'. Fuentes cercanas al rodaje indican que prescindió de Aina Clotet cuando ésta le comunicó que estaba embarazada. 
  • Clotet, consultada por este periódico, no ha desmentido la información. 

La cineasta, actriz y feminista militante Leticia Dolera prepara una serie para Movistar + llamada Déjate llevar: se trata de la historia en ocho episodios de tres mujeres que atraviesan una crisis vital. Empezó a rodarse en septiembre en Barcelona y Dolera comenzó a idearla hace tres años. Su intención es mostrar que la vida de estas chicas “no tiene que ser necesariamente como la habían planeado”. En este proyecto cuenta con Manuel Burque como coguionista, con quien también trabajó en Requisitos para ser una persona normal, que le valió a la cineasta la nominación al Goya a mejor directora novel.

Sin embargo, el rodaje de Déjate llevar comienza a impregnarse de polémica: fuentes cercanas al proyecto indican que Aina Clotet, que iba a ser una de las protagonistas de la serie, anda molesta con Dolera por haber fallado a su palabra. Habían pactado que se encargase ella de un papel, pero al comunicarle a la cineasta que estaba embarazada, la comunicación se cortó de forma radical, dejando a Clotet desconcertada. Finalmente, Dolera optó por otra actriz. 

Las mismas fuentes señalan que esta decisión de Dolera puede deberse a que el guion contiene ciertas escenas eróticas para las que Clotet -por su condición de embarazada- no le parecería la persona óptima. Aina Clotet, preguntada por este periódico sobre la cuestión, prefiere no hacer declaraciones al respecto. Tampoco ha desmentido la información. 

Dolera ha publicado hace poco Morder la manzana. La revolución será feminista o no será (Planeta), un manual por la igualdad que ha cosechado mucho éxito entre el público lector, por eso sorprende más aún su incongruencia en cuanto a los derechos laborales de las mujeres en cinta, una de las principales reivindicaciones del feminismo moderno.