El presidente de la SGAE José Miguel Fernández Sastrón (d), y el director de Investigación de la SGAE Rubén Gutiérrez, durante la presentación del Anuario SGAE.

El presidente de la SGAE José Miguel Fernández Sastrón (d), y el director de Investigación de la SGAE Rubén Gutiérrez, durante la presentación del Anuario SGAE. Efe

Cultura

Las artes escénicas salen de la crisis y la música digital crece un 17,5%

  • El 'Anuario SGAE 2018 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales' muestra un "tímido" incremento del teatro, la ópera y la danza.
  • El cine, por su parte, refleja en 2017 pérdidas en relación con el año anterior en todos sus indicadores.

El sector de las artes escénicas en 2017 ha experimentado un "tímido" incremento respecto al año anterior del 1,2%, el primer crecimiento positivo que se registra en este campo desde 2008 con la llegada de la crisis. Sin embargo, el sector de la música grabada -sobre todo gracias a la música digital- ha experimentado un crecimiento respecto al año anterior de un 17,5%.

Así se desprende del 'Anuario SGAE 2018 de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales' que ha presentado este jueves, 27 de septiembre en Madrid, el presidente de la entidad, José Fernández Sastrón, quien ha señalado que a nivel global los descensos "se paran" y se experimenta un "tímido crecimiento" que aún "no es suficiente".

En concreto, los datos reflejan que en las artes escénicas (teatro, danza y ópera y zarzuela) se ha producido un cambio de tendencia en los tres indicadores, y se ha comprobado que el número de representaciones ha crecido un 0,3%, la asistencia un 0,7% y la citada recaudación un 1,2%, un crecimiento que en cualquier caso se encuentra "bastante alejado de las cifras de 2008".

En relación a la música grabada, y en concreto el mercado digital, los datos ponen de hincapié que se mantiene una tendencia ascendente que en 2017 cuadruplica casi la cifra obtenida en 2008, y supera al mercado físico, concentrando el 65,8% del total.

Por su parte, el sector del cine en 2017 refleja pérdidas en relación con el año anterior en todos sus indicadores (pierde un 1,5% de las sesiones, el 2,2% de los espectadores y el 2,3% de la recaudación), unos resultados que implican un freno a la recuperación iniciada en 2014.

Si se comparan los resultados de cine de los años 2017 con 2008, se ha registrado un descenso del 21,9% en el número de sesiones, así como del 7,2% de los espectadores y del 4,9% de la recaudación, una caída que se podría deber a la subida del IVA del cine al 21% (que se redujo al 10% a mediados de este año) así como a los cambios de consumo de los usuarios con las plataformas digitales, según el anuario.