Cultura Egipto

Egipto abrirá las puertas del mayor museo de arqueología del mundo en 2019

Egipto tiene de nuevo las fuerzas para recibir a cientos de visitantes enamorados de sus encantos y, para ello, tira de cultura, y de esa civilización que tanto esconde y aún está por descubrir. Y se atreve con una idea faraónica para atraer al turismo a sus arenas: Un gran museo que prevee abrir sus puertas a más de 15 mil personas al día.

La inauguración del Gran Museo Egipcio está prevista para el primer trimestre del año próximo. Los 168.000 metros cuadrados de superficie, divididos en tres galerías, abrirán las puertas al público para mostrar las 150.000 piezas de arte egipcio que promete exhibir. De ellas, 25.000 obras nunca habían sido expuestas con anterioridad y 5.000 proceden exclusivamente de la tumba de Tutankamón.

Nuevo mirador

Este proyecto, llamado a ser el mayor museo de arqueología existente en el mundo, ha tardado 15 años en levantarse y se encontrará a 20 kilómetros al suroeste de El Cairo. Este recinto está construido sobre 50 hectáreas de terreno entre la capital y las Pirámides de Guiza. De hecho, son tan solo 2 kilómetros los que le separan de las Pirámides, por lo que este edificio se va a convertir en un nuevo mirador desde el que poder contemplar estos impresionantes monumentos.

Tiene un diseño de geometría triangular que le permite mimetizarse con el entorno y una fachada de 800 metros de longitud por 40 metros de altura hecha con piedra de alabastro. Los muros norte y sur del edificio están alineados con las pirámides de Keops y Micerinos. Esta superlativa genialidad es obra del estudio irlandés Heneghan Peng Architects y en su interior albergará instalaciones para conferencias, un centro de conservación y restauración, espacios educativos, zonas de ocio, restaurantes, tiendas y cafeterías, además de amplios jardines.

Tamaños desmesurados

El museo da la bienvenida a sus visitantes con una colosal estatua del faraón Ramsés II de más de 80 toneladas y 11 metros de altura con tres mil años de antigüedad, el Gran Museo Egipcio promete ser extraordinario, como las colecciones que albergará en su interior. Las exposiciones se situarán en los niveles superiores, permitiendo hacer un recorrido desde la Prehistoria, pasando por las dinastías faraónicas hasta la época grecorromana.

Este santuario del arte contaba con una inversión inicial de 550 millones de dólares, pero así como la fecha de apertura, el presupuesto también se terminó dilatando. Se calcula que la inversión roza los 1.000 millones de dólares. Gran parte de estos fondos han sido aportados por el Gobierno japonés. La edificación del centro histórico se ha convertido en el segundo concurso de arquitectura más solicitado de la historia, con una participación de 82 países.

El atractivo principal del Gran Museo se concentra en el desmesurado número de piezas de toda la historia egipcia, incluida la colección completa del ajuar funerario de Tutankamón, faraón que murió a los 19 años y corrió con la suerte de que su mausoleo quedó a salvo de saqueadores, permaneciendo intacto hasta 1922, año en el que se descubrió.