Paula Echevarría en un montaje.

Paula Echevarría en un montaje.

Famosos MARRAKECH

Así es el lujoso hotel en el que se refugia Paula Echevarría

La actriz se encuentra disfrutando de unas vacaciones en una villa privada de un resort de cinco estrellas. 

Paula Echevarría (40 años) se encuentra disfrutando de unos días de descanso en Marrakech (Marruecos), alejada de la polémica que se ha generado en España con sus comentarios racistas hacia el colectivo gitano. 

La actriz se encuentra en uno de los resorts más exclusivos y lujosos de la ciudad, el Selman Hotel de Marrakech. La exmujer de David Bustamante (36) ha escogido una una villa privada, con el mismo nombre que el hotel, a 1.580 euros. 

En concreto, se trata de una villa de 700 metros cuadrados con una arquitectura árabe morisca. El espacio se distribuye en varios salones y dos habitaciones de grandes dimensiones con su propio baño y vestidor por separado. 

Sin embargo, el punto principal de este resort son las zonas exteriores: un jardín de grandes dimensiones con una piscina privada de 15 metros de largo, ideal para disfrutar de pequeños momentos de relajación y con diversas hamacas que permiten a Echevarría tomar el sol y mantener así su característico moreno. 

A esto hay que añadir los diversos servicios que el hotel pone a disposición de los inquilinos. El primero, y quizá el favorito para personajes tan conocidos como Paula Echevarría (y a lo mejor también Miguel Torres -32-) son los traslados de ida y vuelta al aeropuerto y el acceso directo a la villa en coche a través de una entrada privada. 

Alejada de las críticas por "racista"

Las últimas palabras de Paula Echevarría han sido duramente criticadas por usuarios, principalmente por el colectivo gitano y por Joaquín Cortés(49). 

Son varias las ocasiones en la que a la actriz la han comparado con la influencer Dulceida (28), la última de ellas en un evento en el que ella era imagen. Echevarría, ante tal afirmación pronunció la desafortunada frase: "Es como comparar a Dios con un gitano".

El bailaor, ante tales palabras, no dudó en dejar constancia de su descontento a través de sus redes sociales y calificar de "intolerantes" ese tipo de expresiones. El artista defendió que esos comportamientos no se solucionaban con un simple "lo siento" y terminó por exigir "RESPETO" a la actriz. 

[Más información: El comentario racista de Paula Echevarría que ha indignado a los gitanos]