Los novios a su salida de la catedral de Notre Dame de Mónaco.

Los novios a su salida de la catedral de Notre Dame de Mónaco.

Casas Reales 'SÍ, QUIERO'

Todos los detalles de la boda del hijo mayor de Estefanía de Mónaco

Louis Ducruet ha contraído matrimonio este sábado con Marie Chevallier, en una emotiva ceremonia que ha tenido lugar en la de Catedral Notre Dame de Mónaco.

Noticias relacionadas

Louis Ducruet, hijo de Estefanía de Mónaco y su exmarido y exguardaespaldas Daniel Ducruet, ha contraído matrimonio con Marie Chevallier este sábado en una emotiva ceremonia celebrada en la catedral de Notre Dame de Mónaco. 

La boda se ha desarrollado bajo unas estrictas medidas de seguridad con el objetivo de proteger a los asistentes y las fotografías de una fecha tan señalada. Las calles aledañas a la catedral y los accesos a la iglesia estaban bloqueados con barreras policiales. 

En esta ceremonia religiosa (la pareja celebró la civil el pasado viernes) la novia ha escogido un vestido que tenía claras referencias a la tradición de las bodas de la Familia Real monagesca. El traje tenía un corte princesa, con un escote barco, cintura entallada y multitud de motivos florales en el cuerpo (un detalle que recuerda al vestido que lució Grace Kelly en su boda con el príncipe Rainiero). 

En el cabello, la novia ha decidido dejar a un lado los recogidos muy elaborados y ha optado por recoger ligeramente el pelo de las sienes y que algunos mechones cayeran por el rostro, en un estilo messy que ha puesto de moda Meghan Markle (37) entre las royals europeas. 

El novio, por su parte, ha optado por un traje de chaqué en color gris oscuro, con el chaleco en un tono mucho más claro con los botones en color negro. Lo ha complementado con una colorida corbata roja y una flor blanca en la solapa. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Beatrice Borromeo (@bborromeo1) el 27 de Jul de 2019 a las 12:23 PDT

Los recién casados han abandonado la catedral de Notre Dame de Mónaco con unas grandes sonrisas en sus rostros, bajo una lluvia de pétalos de rosas y la atenta mirada de los invitados, entre los que ha llamado la atención la ausencia de Charlene de Mónaco (41). Aunque es de sobra conocido que la esposa de Alberto II no es muy dada a acudir a eventos públicos, se pensaba que asistiría a esta boda tratándose de un acto familiar. 

Los que sí han estado presentes han sido el príncipe Alberto (61), Carolina de Mónaco (61), Carlota Casiraghi (32), Dimitri Rassam (37), Beatrice Borromeo (33), Pierre Casiraghi (31), Andrea Casiraghi (35) y Tatiana Santo Domingo (35). 

Detalle del beso de los novios ante la atenta mirada de los invitados.

Detalle del beso de los novios ante la atenta mirada de los invitados.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia ha tenido lugar dentro de la catedral, cuando los felices novios han protagonizado un profundo beso ante la antena mirada de los invitados que en ese momento se han entregado a un sonoro aplauso. 

La pareja celebró este viernes la ceremonia civil en el Ayuntamiento de la capital, acompañados de sus familiares y amigos más cercanos. Para la ocasión, la novia optó por un vestido diseñado por la firma Rosa Clará. La española ha creado para ella un sofisticado y ligero vestido pantalón elaborado en crepe de seda, bordado con encaje en la zona de la cintura. El diseño no tiene mangas, presenta un sutil escote en forma de V y la espalda abierta.

Louis Ducruet y Marie Chevallier se conocieron en Estados Unidos, donde ambos estudiaron en la universidad de Western Carolina. Poco después se trasladaron hasta Mónaco, donde se ha desarrollado gran parte de su relación y donde tienen fijada su residencia.

[Más información: ¿Por qué Charlene de Mónaco se oculta (casi) siempre en palacio?]