El verano y el aumento de las temperaturas es la época propicia para que aparezcan los molestos mosquitos. Además si nos vamos de vacaciones a sitios cálidos o tropicales, también encontraremos estos molestos insectos. En muchas ocasiones, si no utilizamos productos específicos para eliminarlos resulta muy difícil conciliar el sueño si hay mosquitos volando a nuestro alrededor, con el molesto zumbido que producen

La razón principal por la que pican los mosquitos es la necesidad de ingerir proteínas y otros nutrientes de la sangre de las personas para finalizar la formación de sus huevos. La que pica en todos los casos es la hembra, atraída por el sudor ya que, a través de él, las personas eliminan ácido láctico, amoniaco y otros compuestos químicos que resultan atrayentes para estos insectos. Hay que desterrar pues la idea de que los mosquitos nos pican para alimentarse, ya que ellos en realidad de lo que se alimentan es del néctar de las flores.

Ya vimos en cómo ahuyentar las avispas algunos trucos para evitar estos molestos insectos. Ahora nos centraremos en los mosquitos. 

Por qué pican los mosquitos a unas personas y no a otras

En numerosas ocasiones nos habremos hecho esta pregunta y la respuesta está precisamente en los compuestos químicos que eliminamos a través de la piel. Todas las especies de mosquitos se ven atraídas por el olor corporal. Cuanto más intenso sea el olor, más posibilidades tenemos de que nos piquen. 

Los mosquitos tienen sus sistemas olfatorios en las antenas. Estos sistemas son los encargados de oler estos compuestos, por lo que el mosquito se sentirá tentado a picar. Y al tener un sentido del olfato muy desarrollado, su acción de picar se intensifica.

Las personas que consumen alcohol de forma periódica eliminan ciertas sustancias bioquímicas a través del sudor que también son muy atrayentes para los mosquitos, por lo que también serán más propensas a recibir los picotazos. Las personas que poseen determinados grupos sanguíneos también pueden recibir con mayor frecuencia la visita de los mosquitos. Los más atrayentes para ellos son el grupo 0, grupo B negativo y grupo A.

Hay otro tipo de personas que también van a ser más proclives a que los mosquitos les piquen:

  • Deportistas que practican ejercicio al aire libre.
  • Mujeres embarazadas en el último trimestre de gestación, ya que exhalan más cantidad de dióxido de carbono.
  • Personas que vistan colores oscuros como el negro y el rojo.
  • Lugares en los que haya olores a cítricos o perfumes florales.

Picaduras de mosquito, ¿por qué pican tanto?

El mosquito al picar a una persona introduce en la piel dos pequeños tubos:

  • Uno de ellos le sirve para sorber nuestra sangre.
  • Otro le permite inyectarnos una sustancia que evita que la sangre se coagule en la herida antes de haber terminado de sorber. Esta sustancia que nos inyecta el mosquito es la que provoca que nuestro cuerpo libere histamina.

El picor se debe a la reacción de nuestro cuerpo a la picadura. Cada cuerpo reacciona de una manera diferente a pesar de que les pueda picar un mismo mosquito. En cualquier caso lo que debemos hacer es lavar la zona con agua y jabón y aplicar una pomada antihistamínica. En la medida de lo posible, hay que evitar rascarse ya que, de lo contrario, la producción de histamina se acrecienta y el picor es mayor.

Si la hinchazón es muy pronunciada, debemos aplicar un poco de hielo o compresas de agua fría. Si no mejora en unos días, hay que acudir al médico para que el especialista recete un tratamiento antihistamínico más adecuado.

Cómo evitar que los mosquitos nos piquen

  • Mosquiteras: instalar este tipo de mallas en las ventanas puede ser una de las medidas más eficaces. Los poros de las mosquiteras deben tener unas medida de 1,2 x 1,2 milímetros para evitar que entren los mosquitos. Las mosquiteras se pueden rociar con insecticida para aumentar aún más la protección.

  • Enchufes y vaporizadores: están entre las medidas más habituales. Son depósitos de líquido que se calientan y provocan una evaporación de olores que molestan a los mosquitos.

  • Repelentes en spray o pulseras antimosquitos: en el mercado actual hay una gran variedad de ellos que podemos utilizar en función de nuestras necesidades.

También podemos usar remedios naturales muy eficaces y que sirven como repelentes contra las picaduras de mosquitos. El ajo, el vinagre o las plantas aromáticas como el romero, el geranio mosquitero, la citronela, el eucalipto, el tomillo o la albahaca repelen a estos insectos.

Por último, es muy recomendable no utilizar olores dulces, especialmente en cremas y colonias, y llevar ropas de colores claros.